Milan Junior Camp en Venezuela


Caracas, En las canchas del Centro Italiano Venezolano se desarrolló el II Milan Junior Camp. Vestidos con los colores rojinegros, 25 niñas y 140 jóvenes aprendieron los fundamentos básicos del balompié e incrementan sus sueños de convertirse en jugadores profesionales.


Después del éxito de la pasada edición, Fratelsa Sport C.A. y la WorldCamp S.R.L., organizaron durante la última semana de julio el Milan Junior Camp dentro de las instalaciones del CIV.


Este evento fue patrocinado por empresas como Adidas (sponsor oficial del A.C. Milan y de la selección venezolana de fútbol); Alitalia; Empresas Polar entre otros.


El proyecto a través de un programa estudiado técnico – táctico, ofrece a los participantes la oportunidad de mejorar sus propias cualidades futbolísticas en un contexto interesante y formativo, sea a nivel psicológico y físico.


El encargado de las divisiones juveniles del Metrostars de Nueva York y ex jugador de la vinotinto, Giovanni Savarese, sirvió como enlace para que esta iniciativa de la organización deportiva italiana volviera, en esta ocasión a dos ciudades de Venezuela primero en Caracas y luego en Maracaibo.


Los cuatro niños que mejor capten las enseñanzas de los instructores y demuestren mejores aptitudes viajaran a Italia para participar en un evento en el estadio San Siro de Milán, durante la próxima temporada y tendrán la posibilidad de medirse en un partido amistoso con el sector juvenil del equipo «rossonero».


Los Milan Junior Camp utilizan entrenadores altamente calificados, seleccionados directamente del sector juvenil del AC Milan, con la colaboración de Giovanni Savarese y talentos nacionales.


El staff de técnicos de este campamento estaba conformado por los italianos Oreste Disoné, Fulvio Gatti, Máximo Ferrari y los venezolanos Edson Rodríguez, Gabriel Miranda, Jhonny Barreto, Iván Hernández, Mauricio Tronca, Dino Parrilla, Antonio Nunziata, Roby Cavallo, aunados a los reconocidos hermanos Savarese (Giovanni y Hugo), quienes inculcaron la filosofía milanista a los niños venezolanos.


Uno de los entrenadores traídos por el Milan fue el ex jugador profesional de la Serie A Oreste Disoné, instructor de las divisiones juveniles del AC Milan. Cuando se le preguntó sobre el Camp en Caracas respondió:


«Me he llevado una buenísima impresión de este campamento. Es el primero que hago fuera de Italia»


Oreste jugó en las divisiones juveniles del Como, desempeñándose en las tres categorías (Serie A, Serie B y Serie C). También en primera vistió el uniforme del Ascoli. Su carrera profesional duró 10 años de los cuales 5 los pasó en la máxima categoría. Otro equipo que se valió de sus servicios fue el Siracusa. Con la selección italiana jugó en la Sub15; Sub16; Sub17 y Júniores. Representando a Italia Disoné fue compañero de equipo de Roberto Baggio con la Sub15 y Sub17.


A lo largo de cuatro días el itinerario del Milan Camp comenzaba a las 9 de la mañana. Se dividían los grupos y cada uno de ellos trabaja por su lado. Se realizaban sesiones sobre el control y manejo del balón. A las 9 y media los técnicos hacían rotaciones. Un grupo corría el otro saltaba. Llegada las 10 y media los chicos hacían disparos al marco, primero solos, luego con marcación. A las 11 y media se repartían los chalecos y comenzaba un partido. Al medio día se dictaban técnicas de fútbol y juego de grupo. La hora del almuerzo era a las 12 y treinta. Después del almuerzo, a la 1 realizaban prácticas de dribbling, disparos a puerta, técnicas de ataque y defensa, centros y tiros al marco. A las dos de la tarde se disputaban mini-torneos y juegos. La jornada de entrenamiento concluía a las 3.


El programa semanal del Milan Junior Camp combina el mejor curso de fútbol certificado, con numerosas actividades de entretenimiento las cuales permitieron a los jóvenes vivir una experiencia única e inolvidable, donde como dijo en entrenador Fulvio Gatti: «Jugar ayuda a crecer y madurar».


En el campamento para los niños el tiempo pasa sin darse cuenta. Mientras los chicos de cuatro años aprenden a conocer la pelota, los de 11 y 12 comienzan a hacer trabajo táctico individual y los más grandes desarrollan la idea del juego en equipo, de las jugadas sin balón, del aprovechamiento de los espacios.


El pasado 3 de abril en la ciudad del Milán se desarrolló el primer evento internacional entre todos los jóvenes que fueron seleccionados en los diferentes Milan Junior Camp del mundo.


El evento tuvo un gran éxito y permitió a los jóvenes ver en acción a sus ídolos y también exhibirse en las canchas de las instalaciones de Milanillo, sede de los entrenamientos del Milan. Venezuela tuvo sus representantes en los jóvenes Valentina Paciocco e Fabricio Perotti.


Durante la rueda de prensa realizada en el Restaurant Potisano, de las Mercedes, uno de los ganadores del año pasado, Fabricio Perotti, comentó:


«Es muy divertido estar aquí porque aprendes a jugar fútbol y la pasas de maravilla»


Añadió Perotti: «El año pasado fui elegido y recorrí los lugares de entrenamiento del Milan. Jugué con niños de otros lugares del mundo y me tomé fotos con los jugadores. Uno de mis sueños es ser jugador profesional».


La misión del Milan Junior Camp es demostrar en distintos países el sistema de trabajo del equipo milanés. También es una táctica para captar a talentos en las diversas categorías juveniles. Desde 1997, más de 10.000 niños de 83 ciudades de todo el mundo se han beneficiado de estos campamentos organizados por el equipo lombardo