Aseguran que 95% de mesas cuentan con testigos de la Mud

CARACAS – El voto de un venezolano en el extranjero vale tanto como el de cualquiera en el país, aseguró José Ramón Sánchez, miembro del Comando Venezuela en el Exterior, quien añadió que están trabajando para que este derecho sea respetado sin importar las preferencias políticas.

Ramón Sánchez, ayer, explicó que de los 130 consulados, donde ejercerán el voto los venezolanos, ya están constituidos 76 comandos de representación opositora. Es decir, ya hay testigos de mesa para 95% de las mesas.

Ramón Sánchez, durante un videochat realizado en la redacción del diario El Universal, expresó que son casi 100 mil los venezolanos residentes en el exterior con posibilidad de ejercer el voto.

– Es un número equivalente a la población electoral de estado como Amazonas y Delta Amacuro – dijo-
Además, aseguró que el Comando Venezuela en el Exterior trabaja para que sea respetado el derecho al sufragio para todos los venezolanos, sin importar su preferencia política. Al respeto, comentó que el proceso de inmigración ya es lo suficientemente duro como para no trabajar por darle importancia a los derechos de todos.

Nombró casos puntuales en los que aún se están resolviendo los problemas de colocación de testigos, como en Kenia. También en Tel Aviv y en Siria (en este país se vive un clima de guerra civil) hay dificultades para que los venezolanos puedan votar. Sin embargo, dijo que se están haciendo las diligencias oportunas en la Cancillería para superar todas las dificultades. Sánchez también dijo que se está haciendo un gran esfuerzo para tener una representación de la coalición opositora en La Habana e Isla Joven, dos centros de votación ubicados en Cuba, los únicos en los que la oposición ha perdido su votación en el exterior en los últimos años.

Respecto del “Caso Miami”, Sánchez expresó que se trata del centro de votación más grande, con un número de 20 mil inscritos. Después del cierre del consulado de Venezuela en Miami, todos los que deseen ejercer su derecho al voto deberán trasladarse hasta Nueva Orleans.

Siempre respeto del “Caso Miami”, acusó al Consejo Nacional Electoral de no actuar como esperan los electores. Y atribuyó la actitud de los funcionarios del Cne a sus “simpatías políticas”.

– Los consulados – recalcó – no deben transformarse en “casas de partidos políticos”.

Sánchez también denunció algunas irregularidades: desde dificultades en la inscripción del registro electoral hasta el traslado ilegal de votantes a zonas lejanas a sus centros naturales.