Capriles: “No podemos esperar 30 ó 40 años a que el gobierno les construya una casa”

CARACAS “Un día estaba haciendo los oficios en mi casa, cuando me sorprendió la visita de unos trabajadores de la Gobernación de Miranda. Recuerdo cómo uno de ellos me tomó el hombro y me preguntó que si quería construir mi casa de bloques. Le dije que no tenía real pa’ eso y me contestó que venían a tenderme la mano, fue entonces cuando me dieron un Certificado de Vivienda, con el que pude comprar los materiales para construir una casa. La felicidad no me cabe en el pecho, después de tantos años de angustia, ahora puedo dormir tranquila porque vivo en una casa segura”, relató Prajedes Chacoa, una tuyera que fue atendida por el Plan Mi Vivienda, iniciativa que el candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, desea llevar a todos los rincones de Venezuela.

Durante una visita de Capriles Radonski a Valles de Tuy, para mostrar a los venezolanos los testimonios de quienes han sido beneficiados con este programa social, aseguró que los venezolanos no pueden esperar 20 ó 30 años para que el Gobierno les construya una casa.

– Cuando comenzó la revolución en 1998 – dijo el candidato -, el déficit habitacional en Venezuela era de 1,5 millones. Esta cifra lejos de disminuir aumentó a 2,5 millones en 2012. Si se hubiesen hecho las cosas bien, si en nuestro país tuviéramos cemento y cabillas y hubiésemos apostado por nuestro talento, hoy el déficit sería menor. Pero el Gobierno central y su candidato, con todos los recursos, construyeron entre 1999 y 2011 un total de 373 mil 067 viviendas.
Capriles Radonski recordó que en 1998, el presidente Chávez “prometió construir 750 mil casas en sus primeros 5 años de Gobierno sin cumplirle a los venezolanos”.

– Nosotros – precisó -estamos comprometidos con las viviendas de nuestro pueblo, porque sabemos que para vivir tranquilos es necesario contar con una vivienda de bloque y cemento. Este Gobierno no llegó ni a las 30 mil viviendas al año y llevan 14 años reciclando promesas. Nosotros, en cambio, con menos recursos y a pesar de los obstáculos pudimos desarrollar en nuestro estado, los Certificados Mirandinos de Materiales de Construcción Sin Deuda, que permitió que más de 180 mil mirandinos cuenten hoy con viviendas seguras y con calidad.

Detalló que el Gobierno de Miranda le entrega a los mirandinos los recursos para que ellos mismos decidan cómo construirla.

– La verdadera democracia le pregunta a su pueblo cómo quiere vivir – expresó – . Hoy estamos hablando de viviendas edificadas desde cero. Sin embargo, también hay familias que no necesitan una casa, sino un techo, un baño, una ampliación o construir una bodega o un taller que les permita desarrollar una actividad económica. Si esto lo logramos en Miranda, estamos seguros que en 6 años podremos mejorar la calidad de vida de miles de venezolanos que requieran de esta ayuda.

El candidato presidencial aseguró que luego de ser nacionalizadas Sidor y las principales cementeras del país, los materiales para la construcción no se consiguen.

– De que sirvió que el Gobierno central expropiará estas empresas, si no se consigue ni cemento ni cabillas – comentó -. Por primera vez en la historia estamos importando cabillas. Aquí se trata de cambiar esta realidad y juntos la vamos a cambiar.

Condividi: