Capriles: “El gobierno apela a la guerra sucia”

CARIACO – “Estoy sorprendido, todo el pueblo de Cariaco en la calle. No tengo ninguna duda que Cariaco está clarito, el futuro es el progreso”, así comenzó el aspirante presidencial de la Mesa de la Unidad, Henrique Capriles Radonski su discurso en el estado Sucre, donde saludó y ofreció su apoyo a todos los afectados por las lluvias en Cumanacoa.
“Lo más maravilloso que tiene este pueblo son ustedes, un pueblo alegre, lleno de esperanzas, de buena energía”, expresó el candidato al tiempo que criticó que Cariaco, luego del terremoto que sufrió años atrás, “siga en el mismo punto y con los mismos problemas”.

“Le pido al pueblo de Cariaco, no perdamos el tiempo en pelea. Tenemos mucho trabajo que hacer en esta tierra. Pongamos nuestra fuerza y energía en el trabajo (…) Cuando usted ve que pasa los años y el Gobierno no hace lo que tiene que hacer, llegó el momento de cambiar al Gobierno”, dijo.

Capriles Radonski, quien realizó una caminata por la calle Rómulo Gallegos del estado Sucre e hizo una parada en la Iglesia de San Felipe, dijo que el pueblo es el que “tiene la fuerza para que se imponga el futuro”.

“Ustedes tienen que ser la fuerza para que derribe los obstáculos, el miedo, que derribe las amenazas, que derribe la guerra sucia porque como no pueden con el flaco, porque esta recorriendo los pueblos de Venezuela, ahora apelan a la guerra sucia”, resaltó.

Señaló que la forma que tiene el Gobierno nacional de enfrentarlo es utilizar “un bate quebrado”.

“¿Saben qué pasa? Que a este gobierno le encanta un bate quebrado, le encanta que hubiese podido elegir a un candidato, pero no. Yo voy a ser presidente porque el pueblo me va a elegir, esos son otros que pretendieron llegar al poder por el golpe de Estado, yo todo lo que he logrado ha sido con votos. Yo no vine a prometer, me vine a comprometer a solucionar los problemas del estado Sucre”, enfatizó.

Luego de asegurar que vino a Cariaco “no a prometer” sino “a comprometerse con solucionar los problemas” del pueblo, Henrique Capriles enfatizó que en su Gobierno quiere dejar atrás la división y dedicarse a trabajar por el futuro del país.
“El Gobierno está tratando de ver como detienen el futuro. Yo no ando dividiendo a nadie yo ando invitando a construir el país del progreso”, destacó.

Criticó que al gobierno “le encanta dar pantalla a un bate quebrao, a muchos bates quebrados” y solicitó a los trabajadores público estar “tranquilos” porque en su Gobierno no está contemplado “botar” a ningún funcionario. “Yo no boté a nadie en Miranda como lo hizo el anterior gobernador (Diosdado Cabello), han tratado es de montar ollitas para causar desconfianza”.

“Nosotros no vamos a ser como este Gobierno que expropia, que confisca, que ha destruido industrias, que destruye fuentes de trabajo”, dijo.

Se comprometió con los jubilados y personas a las que les deben prestaciones sociales. “Esas prestaciones que prometieron pagarle hace 11 años, porque este es el gobierno de las chácharas y las promesas. Yo les digo, vamos a pagar todas las prestaciones no con papelito, sino con dinero en efectivo para que metan su tarjeta y puedan sacar su dinero”.

Condividi: