La Red Valmy: Un proyecto en expansión

El término de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), comienza hacerse eco en Venezuela a partir de los años 90, aun cuando desde hace más de medio siglo se vienen dando pasos importantes de lo que son empresarios socialmente responsables en el país.

La Red Valmy es el programa de Responsabilidad Social de la empresa Drocosca C.A. que nace en el 2007. Es un plan de formación continua integral en el área de la belleza, alrededor de la marca de cosméticos, que tiene como objetivo promover la formación, actualización y profesionalización del ejercicio de la estética.

El proyecto piloto de la Red Valmy, se aplicó específicamente en el barrio La Lucha, en Horizontes. El proyecto se conceptualizó con el apoyo de la comunidad, a través de la participación de líderes de los Consejos Comunales. En el 2010, la iniciativa se extendió hacia la zona de Montalbán, en Caracas, con la idea de captar progresivamente otras regiones del país. Sin embargo hasta la fecha no ha sido posible extender el programa al interior.

El Gerente de Comercialización de la empresa Drocosca, Jonathan Elie, en una entrevista realizada en el 2010, señaló: “Inspirada en estas mujeres se formalizó La Red, con la meta de formar profesionales de la estética integrales, expandir la bolsa de trabajo y procurar el incremento del capital social de sus participantes”.

Hasta la presente fecha el programa de la Red Valmy ha logrado capacitar a 375 mujeres en el área de belleza y con enfoque productivo. De esta manera el proyecto representa para sus participantes una oportunidad para crecer y emprender sus propios negocios.

Un estudio realizado por Alianza Social de la Cámara Venezolano-Americana de Comercio e Industria (VenAmCham) denominado Compromiso y Responsabilidad Social de la empresa privada en Venezuela y en el cual se involucraron 71 empresas, revela que las formas más utilizadas para hacer RSE en el país son el financiamiento de proyectos a través de organizaciones de desarrollo social; el desarrollo de obras sociales en las fundaciones empresariales; la implementación de programas con personal especializado dentro de la compañía; proyectos en convenio directo con la comunidad, en alianza tripartita (empresa sociedad civil-gobierno); y programas que se desarrollan a través de las iglesias. Las prioridades de las organizaciones en temas de desarrollo sostenible son educación, salud, economía local, fortalecimiento institucional, alimentación y nutrición.

Mujeres emprendedoras
El éxito económico es uno de los objetivos de la mujer moderna. No existe razón alguna por la que ella no pueda tener su propio negocio o pueda ejercer su profesión de forma independiente.

María Cristina Gascón, gerente de Mercadeo de la empresa Valmy-Drocosca encabeza desde hace cinco años el proyecto de la Red Valmy, como ella misma afirma. “La Red Valmy no solamente le otorga a la mujer venezolana las herramientas para desarrollarse en un campo de trabajo competitivo y en crecimiento. También le brinda el apoyo y el estímulo necesario para crecer como persona, fortalecer su espíritu de lucha y construir los pilares necesarios de autoestima y confianza”.

“Queremos capacitar a las mujeres para que puedan realizar manicure, pedicure y maquillaje”.

Si bien el proyecto nace en el 2007 con la sede de las Damas Salesiana en Boleíta y la gente del barrio La lucha. Es en el 2008 cuando se da inicio al proyecto, ya no como un piloto. Debido experiencia anterior se decide agrandar el proyecto. Contando con la Hacienda el Caney en Montalbán sede de Invecapi que es (el instituto venezolano de capacitación de la iglesia) y recientemente este año 2012 se incorporó la organización Soroptimist International El Hatillo, de gran importancia para seguir sumando esfuerzos y talento en este proyecto en expansión.

Gascón señala que “al cierre del año 2011 habían capacitado 300 mujeres en las dos sedes. Además, el 75 por ciento de ellas ya esta trabajando en un salón de belleza, en un spa o por su propia cuenta”.

“Estamos muy felices. La red Valmy es una iniciativa que ha tenido muchos frutos, en el sentido que las mujeres han conseguido trabajo, pueden aportar económicamente a sus hogares y lo pueden hacer de una manera muy cómoda. Ya que los cursos están planeados para hacerse en un horario desde las 8:30 de la mañana hasta las 12 del mediodía. La primera cohorte de este año culmino en el mes de junio y la segunda cohorte comienza en septiembre y termina en diciembre”.

Más sedes
“Quisiéramos poder llevar este programa de la Red Valmy al interior del país. Hemos crecido en estos últimos cinco años, con este proyecto de una a dos y tres sedes. Es muy probable que para la próxima cohorte tengamos más sedes” enfatizó Gascón.

Por su parte, el gerente de comercialización Jonathan Elie, comentó que con los resultados obtenidos han podido medir el éxito del programa. En Venezuela el mercado de la estética es muy dinámico y basándose en esta realidad, pueden decir sin temor a equivocarse que las participantes de la Red Valmy tienen asegurada una fuente de ingresos. La clave está en prepararse adecuadamente para aportar lo mejor de sus talentos y habilidades.

Aún cuando la empresa esta trabajando en la idea de expandir el proyecto a otras regiones del país. Por los momentos la búsqueda de nuevas sedes sigue concentrándose en el área metropolitana de Caracas.

“Hay muchas mujeres que necesitan un trabajo, una capacitación. Nos gustaría ir al interior. Sin embargo, es mucho más difícil de controlar, si se quiere en el sentido que hay que buscar al personal que capacite, supervise que esto funcione como nosotros queremos. La gente de mercadeo que trabaja de cerca con las participantes. No es una idea que hayamos descartado pero no esta en el plazo inmediato”, aseveró María Cristina Gascón, gerente de Mercadeo de Valmy-Drocosca.

El cupo límite para los cursos en cada sede es de 25 mujeres, es por ello que la empresa está tratando de abrir más sedes para cubrir la demanda de más de 500 mujeres interesadas que vienen de diferentes partes, Valles del Tuy, Guarenas, del Junquito.

La marca Valmy le proporciona a las participantes el kit inicial, es decir todos los productos que ellas van a necesitar para hacer el curso. Este es un material que la empresa les regala y que no tienen que devolver, apunta la gerente de Mercadeo.

Todas las participantes han recibido un entrenamiento útil y de alto nivel en estética que se consolida con los beneficios brindados por la marca: formación en el campo de interés, actualización, obsequios de maquillaje, manicure/pedicure Valmy durante el curso y acceso a productos con descuentos, usando un carnet especial por ser parte de la Red.

Por otro lado, la empresa se ha ido apalancando en las redes sociales como You Tube y Facebook. En el 2010 lanzaron los tutoriales con los primeros pasos del maquillaje, también colgaron los videos sobre los esmaltes crakelados. Logrando obtener un gran feedback con las cibernautas.

Este año, por primera vez se realizó la certificación de las tres sedes en conjunto para afianzar los valores de la Red Valmy e involucrar a las participantes bajo un mismo propósito: la preparación para un oficio estético atractivo, práctico, rentable y factible para la mujer venezolana.

La Red Valmy ha apostado a crecer y llegar cada día a más mujeres que tienen interés en desarrollarse en este noble oficio de la belleza, y en ese sentido, se ha convertido en una herramienta que abre puertas para el desempeño de calidad en el mercado laboral.

Condividi: