Cáncer de mama se puede prevenir y combatir

CARACAS – Cada año se celebra, el 19 de octubre, el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, como medida para concientizar a la población sobre la importancia de la prevención temprana de esta patología. Este es el tipo de cáncer más común entre las mujeres, tanto en los países desarrollados como en las naciones en desarrollo. De hecho, representa el 16% de todos los cánceres femeninos, según cifras aportadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
La cirujana mastóloga, María Eugenia Aponte Rueda, Directora de Educación de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), explica que la importancia de diagnosticar la enfermedad precozmente radica en que “mientras más rápido se detecte, mayores son las posibilidades de curación, además se necesita un tratamiento menos invasivo y por lo tanto la calidad de vida de la paciente será mucho mejor”.
Si bien la tasa de incidencia en el país está entre los 40 y 60 años, la especialista recomienda comenzar –a partir de los 35– un chequeo mastológico anual, el cual incluye la evaluación médica, la mamografía y el autoexamen. Además de llevar un estilo de vida saludable, evitando el cigarrillo, el sedentarismo y las bebidas alcohólicas en exceso.
En el país, la SAV “organiza charlas educativas que se imparten tanto a los pacientes como al público en general; tenemos un programa de cuidados paliativos que ayuda específicamente a aquellos que padecen de cáncer de mama, a sobrellevar la enfermedad con calidad de vida; y mantenemos en funcionamiento Unidades Clínicas Móviles, que realizan pesquisas de esta patología en sus tipos más comunes, y la Clínica de Prevención del Cáncer”, afirma la doctora.
El doctor Ricardo Paredes, oncólogo del Centro Clínico de Maternidad Leopoldo Aguerrevere en Caracas, señala que la causa específica de la enfermedad se desconoce. Resalta el doctor Paredes, “lo único que se sabe es que se pierden los controles regulatorios de la división celular y empieza a desarrollarse la actividad tumoral rápidamente”.
No obstante, sí existen factores de riesgo conocidos que se pueden controlar: la obesidad, el consumo de bebidas alcohólicas, el sedentarismo, el género y la edad. Además de ciertas características que exponen a la persona a un mayor contenido hormonal estrogénico como desarrollarse antes de los 12 años de edad, presentar la menopausia después de los 55, tener su primer hijo luego de los 30, no dar lactancia o someterse a terapias hormonales.
La herencia también es un factor predisponente. Sin embargo, “el 70% de las personas que padecen esta enfermedad no tienen ningún antecedente. De hecho, solo entre el 5% y el 10% de los pacientes posee un riesgo genético demostrado”, asegura el galeno.
“El diagnóstico de esta enfermedad para el paciente es impactante porque siempre asociamos el nombre de cáncer de mama con muerte, y eso no es así”, asevera el especialista, quien también es mastólogo. Por esto es muy importante el apoyo psicológico del paciente por parte de especialistas, la comunidad y la familia, buscando una actitud optimista frente a la patología.

Mayor conciencia
La revista Vecino Saludable, en su edición Nº 55, incluye un especial de nueve temas dedicado a generar mayor conciencia sobre esta agresiva enfermedad. El pasado mes de febrero, debatieron en el taller “Desafíos éticos y comunicacionales en la información sobre el cáncer de mama en Venezuela”, bajo la organización de la Universidad de Ottawa (Canadá) y SenosAyuda, en alianza con la Universidad Católica Andrés Bello y el Colegio Nacional de Periodistas.
Las investigaciones arrojan que en Venezuela la incidencia de cáncer de mama se ha triplicado en los últimos años (3.800 nuevos casos se diagnostican anualmente) y actualmente es la primera neoplasia maligna en la mujer venezolana (1.700 fallecimientos cada año).
“Lo devastador de esta enfermedad amerita un esfuerzo adicional de parte de quienes difundimos información de salud. En nuestro caso dimos una mirada a las dimensiones del cáncer de mama en nuestro país, para concentrarnos en la información que procura una toma de conciencia individual, que invita a la acción y a la lucha decidida, que finalmente es la que tiene mayores posibilidades de triunfo. En este sentido, promovemos la importancia del diagnóstico precoz, el cual se puede lograr mediante la combinación del autoexamen, el chequeo médico y la mamografía a partir de los 35 años de edad. Mientras más temprano se diagnostica una lesión maligna, es mayor la probabilidad de curación”, señala Alessandra Percoco, directora de la revista.

Estudios mamográficos
La Policlínica Méndez Gimón, se une a la lucha contra el cáncer de mama es por ello que hasta el 31 de octubre toda mujer que necesite hacerse estudios de mamografías o ecos mamarios puede asistir a este centro asistencia y obtendrá un 10% de descuento al hacerse el eco mamario más la mamografía, y un 20% de descuento si es únicamente la mamografía.

Condividi: