Calcibón D te brinda 13 razones para Iniciar el 2013 tomando calcio

El calcio es un micronutriente clave que está presente en nuestro organismo, que es necesario ingerir en cantidades adecuadas diariamente y es esencial para el mantenimiento de la salud ósea, entre otras importantes funciones. Conocido químicamente con la denominación Ca+, constituye el 4to. Elemento en abundancia en nuestro cuerpo y el 98% del mismo se localiza en el esqueleto, constituyendo aproximadamente el 2% del peso corporal del individuo.

Siendo un mineral que el cuerpo no puede fabricar, debemos obtenerlo por la ingesta diaria de los alimentos o suplementos de calcio. La mayor parte del calcio que se ingiere en los países occidentales, incluyendo a Venezuela, proviene de lo que consumimos en nuestra dieta diaria. Lo obtenemos de la leche y sus derivados, principalmente, pero podemos encontrarlo en los granos, el pescado y algunos vegetales como la espinaca y coles. Se estima que más del 50% de la población mundial no consume las cantidades requeridas de calcio en su alimentación.

Comienza este 2013 a vivir una vida sana y llena de vitalidad con las 13 razones que el Calcio tiene para ti:

1.- El esqueleto o masa ósea  obtiene la mayor cantidad de calcio durante la infancia y la adolescencia, el 90% del pico de masa ósea es obtenida a los 18 años de edad y el restante entre los 30 – 35 años, edad a partir de la cual se inicia una pérdida lenta y progresiva de la masa ósea acelerándose está perdida en los primeros años de la posmenopausia. Una ingesta adecuada de calcio desde la infancia garantiza unos huesos fuertes y mantener dicha ingesta durante la adultez previene la aparición de la temida osteoporosis.

2.- Una ingesta inadecuada de calcio es uno de los factores de riesgo más importante para desarrollar osteoporosis, enfermedad caracterizada por huesos frágiles y susceptibles a sufrir fracturas de bajo impacto.

3.- Los requerimientos de calcio varían con la edad, personas de 19 a 70 años deben consumir no menos de 1000 mg de calcio al día, cantidad que aumenta a 1200 mg al día en mujeres de 51 a 70 años de edad; dosis que usualmente no se alcanza con la ingesta dietética diaria promedio (4 vasos de leche).  Esta recomendación ha sido reiterada en la posición oficial de la Sociedad Americana de Menopausia del año 2010.

4.- El calcio es necesario, no sólo para la mineralización de los huesos, sino también para la formación y fortalecimiento de los dientes y las uñas.

5.- Estudios clínicos han demostrado que el  calcio administrado en forma dietética o como suplemento se acompaña de una pérdida del peso. Aparentemente el calcio se mezcla con la grasa de la dieta y disminuye su absorción.

6.- La adecuada ingesta de calcio se ha asociado a una disminución de los niveles de tensión arterial en hombres y mujeres de diferentes grupos de edades. Debido a esto es la recomendación de los médicos de la importancia de que las mujeres embarazadas reciban suplementos de calcio. No sólo para fortalecer el esqueleto en formación del bebé que se alberga en el vientre sino para disminuir el riesgo de sufrir las temidas pre-eclampsia y eclampsia; así como también disminuir el riesgo de parto prematuro o pre término.

7.- El calcio favorece igualmente una mejora en el perfil de los lípidos (grasas) de la sangre, especialmente el citrato de calcio, debido a que puede disminuir la absorción de grasas como el colesterol y ayuda a regular la función de las células.

8.- Motivado a que la mayoría de la población no puede cubrir con la dieta los requerimientos diarios de calcio, es necesario recurrir a los suplementos de calcio para complementar esta deficiencia.

9.- El citrato de calcio es la sal de calcio con la mayor absorción, excelente tolerancia y no genera gases ni estreñimiento, disminuyendo además sustancialmente por la presencia del citrato la incidencia de cálculos renales. A diferencia de otras sales de calcio como el carbonato, se puede tomar antes o después de las comidas.

10.- Está demostrado que no se debe suprimir el calcio de la dieta en personas con antecedentes de litiasis renal. La mayoría de los cálculos renales son a base de oxalato de calcio. Suprimir el calcio aumenta la excreción de oxalato e incrementa el riesgo de litiasis renal. Se ha demostrado que el citrato de calcio interacciona con el oxalato de la dieta y disminuye la absorción de oxalato.

11.- Una inadecuada ingesta de calcio, no sólo favorece la movilización de calcio desde los huesos, también induce a que ese calcio de reserva se deposite en forma inadecuada en otros tejidos, por la acción de hormonas que se elevan cuando el calcio disminuye.

12.- Se ha demostrado que más de la mitad de la población mundial tiene problemas de intolerancia a la lactosa (azúcar presente en la leche) caracterizada por gases, diarrea y distensión abdominal y por esta razón dejan de consumir leche y otros productos lácteos, la utilización de suplementos de calcio de fácil absorción como el citrato de calcio permite que estas personas cubran sus necesidades diarias de calcio disminuyendo de esta forma el riesgo de osteoporosis.

13.- Finalmente, el calcio es un nutriente indispensable para la vida, participa en la contracción cardíaca (latidos de corazón), en la conducción nerviosa (para sentir o para movernos), en la coagulación sanguínea y en el correcto funcionamiento de casi todos los órganos de nuestro cuerpo.

Por todas estas razones el Calcio no nos puede faltar y debemos garantizar un adecuado consumo desde que estamos dentro del vientre materno.

Condividi: