Lykan Hypersports el más caro del mundo

CARACAS- La tercera edición del salón de Qatar ha contado con una primicia mundial. Se trata del W Motors Lykan Hypersports, un deportivo al que algunos ya le han bautizado como el Ferrari del desierto.
Entre sus principales señas de identidad destacan principalmente dos. La primera es que es uno de los coches más caros del mundo–el más caro según sus constructores-. En concreto, el W Motors Lykan Hypersports está a la venta por un precio de alrededor de 3,4 millones de dólares, unos 2,4 millones de euros. Con esta cifra, W Motors ha batido a uno de los coches más caros construidos hasta la fecha: el Bugatti Veyron –un millón de euros-y el Veyron Grand Sport -1,8 millones de euros-.
En cuanto al coche se trata de un deportivo coupé –todavía no se sabe el número de plazas que tiene aunque se estima que son dos-, con unas medidas de 4,48 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,17 metros de alto. La batalla es de 2,62 metros y W Motors estima que detendrá la báscula en los 1.380 kilos.
En cuanto al propulsor se trata de un motor montando en la parte central trasera, con seis cilindros bóxer, 3.746 centímetros cúbicos que rinde una potencia de 750 CV a 7.100 revoluciones y obtiene un par máximo de 960 Nm. a 4.000 revoluciones.
El motor transmite toda su fuerza al eje trasero por medio de un cambio automático secuencial de seis marchas –las levas son opcionales, algo que no entendemos bien- y un diferencial de deslizamiento limitado. La suspensión es un brazo delantero de tipo McPherson y un sistema Multilink trasero.
A ello se suman unas ruedas delanteras con llantas de 19 pulgadas y neumáticos 255/35 ZR 19 y unas ruedas traseras con llantas de 20 pulgadas y neumáticos 335/30 ZR 20. A ello se suman unos discos de freno cerámicos de 380 milímetros de diámetro con pinzas de seis pistones.
Con todo ello el Lykan Hypersport puede alcanzar una velocidad máxima de 394 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.
Lo realmente llamativo del modelo, además de su diseño, es que incorpora unos faros delanteros con diamantes incrustados y unos asientos de piel cosidos en oro. Además, como es construído a mano, puede ser tan exclusivo como el cliente quiera.

 

Condividi: