Día Mundial de No Fumar

CARACAS- La satisfacción que produce en algunas personas el inhalar el humo del cigarrillo es un gusto con consecuencias fatales. La cantidad de sustancias nocivas que tiene, hace que su paso por las vías respiratorias haga propenso al organismo a la aparición de procesos tumorales malignos que pueden llevar a la persona a la muerte. A propósito de conmemorarse este 31 de mayo, el Día Mundial de No Fumar, la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), promueve el cese de este hábito.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa del 22% de las muertes mundiales por cáncer en general, y del 71% de las muertes mundiales por cáncer de pulmón, enfermedad que de no ser diagnosticada a tiempo puede ocasionar que las células malignas que aparezcan en este órgano se desplacen a otras partes del cuerpo.

“Menos tabaco, menos cáncer. Los efectos del tabaco en la salud de los fumadores y no fumadores son múltiples, pero el más extremo es el cáncer de pulmón”, destaca el presidente de la SAV, doctor Cono Gumina, quien precisa que según el anuario de mortalidad del año 2008 del Ministerio del Poder Popular para la Salud, en ese año murieron aproximadamente 3 mil venezolanos por esta enfermedad. Además de insistir en que su consumo también causa otros tipos de cánceres como el de vejiga y algunas formas de leucemia.

José Silva Figueroa, colaborador de la SAV y Presidente de la Sociedad Venezolana de Neumonología y Cirugía de Tórax, explica que aun cuando hay otros factores de riesgo para el cáncer de pulmón distintos al hábito tabáquico, el eliminar esta dependencia disminuye el riesgo de su aparición e incluso ayuda a los pacientes con esa patología a tolerar de manera más eficaz el tratamiento al que esté siendo sometido.

“Es importante recalcar que cuando se hace el diagnóstico de cáncer, no se insiste mucho en la importancia del abandono del hábito tabáquico y eso es clave, porque el paciente que deja de fumar teniendo cáncer responde mejor a la quimioterapia. Incluso va a tener más expectativa de vida”, alega.

Para Silva, uno de los mayores riesgos de padecer cáncer de pulmón es que cuando el paciente empieza a manifestar síntomas – tos del fumador, pérdida de peso, presencia de sangre en la expectoración- , usualmente se encuentra en un estadio avanzado de la enfermedad. “Por ello es recomendable que las personas entre 55 y 75 años de edad, que hayan fumado una caja al día por más de 20 años, se realicen una tomografía de tórax. Un examen capaz de detectar este tipo de lesiones en una etapa en la que todavía es curable”

Riesgo en jóvenes
En otro aspecto, el especialista en neumonología aplaudió que la OMS eligiera como tema central del Día de No Fumar “La prohibición de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco”. A su juicio, no está bien que existan en algunos lugares del mundo, marcas de cigarrillos que patrocinen eventos deportivos, cuando su dependencia disminuye el rendimiento en la práctica de cualquier disciplina. “Esta medida me parece bien, sobre todo en beneficio de los jóvenes que siempre tienden a interesarse en realizar alguna actividad física. Pues aunque ellos se crean invencibles, el fumar afecta su salud, su desempeño físico, además de generarles mal olor y gastar un dinero que no tienen”.