Maduro y el Papa evaluaron problemas de Venezuela

CIUDAD DEL VATICANO- El papa Francisco y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, abordaron durante su encuentro de este lunes en el Vaticano algunos de los problemas del país, como “la pobreza, la lucha contra la criminalidad y el narcotráfico”, según informó la oficina de prensa de la Santa Sede.

En la nota del Vaticano, se explicó que en el encuentro, que duró 20 minutos y se desenvolvió en un “clima de cordialidad”, también se repasó “la situación social y política de Venezuela” después de la reciente muerte de Hugo Chávez.

Maduro quien fue recibido en la Biblioteca privada del Papa, en el segundo piso del palacio apostólico, manifestó que “es un honor conocerlo. Me impresiona mucho. Estoy feliz de estar aquí. Gracias por todo lo que está haciendo”.

Diálogo sincero
Durante el coloquio también el papa hizo referencia a la presencia histórica de la Iglesia Católica en el país y “a su decisiva aportación en los ámbitos de la caridad, de la asistencia sanitaria y de la educación”.

También se concordó “en la necesidad de un diálogo sincero y constante entre la Conferencia Episcopal del país y el Estado para el desarrollo de toda la nación”.

Ambos también repasaron la situación general en Latinoamérica y en especial hablaron del proceso de paz que se está llevando a cabo en Colombia.

El mandatario venezolano llego acompañado de su esposa, Cilia Flores, y de una nutrida delegación compuesta entre otros por el ministro de Exteriores, Elías Jaua, el de Planificación, Jorge Giordani, y del Petróleo, Rafael Ramírez Carreño.
Maduro explicó a Jorge Mario Bergoglio cómo este domingo Venezuela recogió el premio otorgado por la Organización de Naciones
Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) por haber reducido el hambre en el país en el último decenio y el papa asintió con un “muy bien, muy bien” a este esfuerzo.

Durante el tradicional intercambio de regalos, Maduro obsequió al papa con la Constitución del país, un retrato de Simón Bolívar y un cuadro de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, y una escultura del doctor José Gregorio Hernández (1864-1919), que se encuentra en proceso de canonización.
Sobre el médico venezolano, conocido por su compromiso con los más desfavorecidos, Maduro expresó su deseo ante el papa de que sea pronto canonizado pues “es nuestro santo, el siervo de Dios, es un santo del pueblo”.
Por su parte, el papa entregó a Maduro una pluma estilográfica, y como ya hizo con los otros mandatarios latinoamericanos, el documento de las conclusiones de la reunión que celebró en Aparecida (Brasil) la Conferencia Episcopal Latinoamericana.

Bocaranda desató
violencia
El presidente Maduro, aseguró la tarde de este lunes que el periodista Nelson Bocaranda fue quien desató la violencia contra los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), luego de los comicios presidenciales del 14-A.

“Un periodista llamado Nelson Bocaranda Sardi que ha trabajado para el Departamento de Estado desde los años 70, ha trabajado con el Gobierno de los Estados Unidos mucho tiempo (…). Puso en su cuenta de Twitter que en los CDI (…), los médicos y médicas cubanas escondían las urnas electorales con los votos de los venezolanos del fraude que ellos denunciaban que se había hecho y llamaron casi que en cadena nacional con la complicidad de muchos medios a salir a rescatar esos votos. Lo puso, ahí está su Twitter”, señaló Maduro durante una reunión con movimientos sociales.

El primer mandatario manifestó que espera que la justicia “tome cartas en el asunto” y sean investigados.

Asimismo, Maduro expresó que “los pueblos no pueden ser del imperio (…). Hay quienes planifican la desestabilización de nuestros
países (…). No han podido ni podrán. Nos traerán tensiones y luchas pero estamos preparados para asumirlas. La lucha que nos toque asumir, tengan por seguro que la vamos asumir y vamos a salir victoriosos”.

Recalcó que su interés es “no dejarnos imponer la desestabilización ni la guerra y menos dejarnos imponer un proyecto contrarrevolucionario de intolerancia y odio fascista”.

“El pueblo venezolano derrotó el ataque fascista del 15 y 16 de abril. El Gobierno revolucionario lo neutralizó y luego comenzó la campaña internacional”, dijo el Presidente.

Explicó que “estamos enfrentando rezagos de una guerra económica para desestabilizar nuestra economía, pero nuestro pueblo a pesar de la guerra económica no le falta la comida, la salud, la educación a sus niños y hemos aprendido a combatir en medio de las tensiones y luchas complejas”.

 

Condividi: