Mazda 3 Sedán

CARACAS- El nuevo Mazda se pondrá a la venta en el mes de noviembre.

El frontal está inspirado en el Mazda6 y las líneas son, en esta tercera generación del Mazda 3, mucho más atractivas. Las dimensiones de ambas variantes de carrocería son diferentes. La de cinco es 12 centímetros más corta que la de cuatro, pero mantienen la misma anchura y altura y también la batalla, ahora de 2700 mm, que mejora la habitabilidad, pero que en la versión sedán (4 puertas) se complica por el prominente túnel de transmisión que condiciona la plaza central. El coche es ahora algo más ancho y bajo.

El maletero ha ganado 13 litros más en el compacto, hasta los 350 litros, que son pocos en relación al tamaño y en la media del segmento. Y en el Sedán alcanza los 419 litros, también por debajo de la media de su segmento.

El maletero del cinco puertas ofrece un mejor acceso y mayor capacidad de carga si se aprovecha el espacio hasta el techo (con los asientos traseros abatidos la capacidad es de 1.250 litros). Bajo el piso del maletero se encuentra el kit de reparación de pinchazos, sin espacio para guardar objetos.

La gama de motores está compuesta por tres de gasolina atmosférico y uno turbodiésel. En gasolina un nuevo 1.5 litros de cilindrada y 100 CV -anuncian 5,0 l/100km y 10,7 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h-, y dos de 2.0 litros: 120 o 165 CV. El motor diésel es un 2.2 litros de cilindrada y 150 caballos de potencia. En función del motor, las cajas de cambios pueden ser manuales o automáticas, en los dos casos de seis velocidades.

Todas las versiones son tracción delantera. El nuevo Mazda3 es más ligero (entre 1.190 y 1.310 kg), más aerodinámico y anuncia unos consumos inferiores, a destacar los 3,9 l/100km de la versión Skyactiv-D de 150 CV.

El nuevo Mazda 3 rueda suavemente, la suspensión filtra bien las irregularidades del terreno -no tuvimos muchas durante nuestro recorrido- y la dirección nos pareció directa, pero no la sentimos muy ágil. No se busca deportividad sino un coche urbano que en carretera también da la talla.

Condividi: