Cuida tu cuerpo y tu alimentación en vacaciones

CARACAS- Si hay algo que esperamos ansiosos durante todo el año son las vacaciones. Antes de que lleguen nos preparamos para lucir bellas y delgadas, pero cuando llegan nos preocupamos por si seremos tentadas a abandonar la alimentación sana. Durante esta época es común que la rutina de belleza quede en el olvido, que todos horarios se alteren, que abandonemos  el ejercicio y que no cumplamos con una alimentación saludable. Cualquiera que sea el destino, es importante tomar en cuenta ciertos cuidados para que estos cambios en vacaciones no perjudiquen nuestra apariencia y alimentación.

Estando de vacaciones las personas se liberan de restricciones, límites o buenos hábitos que mantienen durante el resto del año y terminan por descuidar su cuerpo, piel, alimentación y ejercicios. Cuando vuelven a su vida cotidiana se preocupan al descubrir que su piel se ha vuelto marchita y seca y que tienen algunos kilos de más.

El cuidado de nuestro cuerpo y piel no se debe olvidar durante todo el año, pero en vacaciones es preciso tomar ciertos cuidados de más. Para aquellas personas que su destino es ir a la playa, estas son algunas recomendaciones para evitar arrugas y manchas en la piel y lucir el cuerpo que desean:

Es importante antes  de exponer la piel al maltrato de la luz solar, limpiar la piel, realizar activación de colágeno e hidratación profunda que permita durante su estadía en calor no hacer aparición de arrugas y manchas.

“Durante esta época, no debemos olvidar usar protector solar todo el día, incluso si el cielo está nublado o han bajado las temperaturas. También es necesario hidratar la piel tomando un baño con agua fresca y luego aplicar cremas o lociones en todo el cuerpo, incluyendo zonas que suelen descuidarse como el cuello, las manos y los pies” comenta la Dra. Eva de Abreu, directora y médico estético de Energía Vital Activa.
Al viajar y contar con tiempo libre se suele comer fuera de casa, se comenten cambios bruscos en la alimentación y se acaba pecando con excesos.  Se corre el riesgo de ganar peso en un corto tiempo, sufrir problemas gástricos y destruir los esfuerzos de todo el año por mantener una dieta equilibrada.

“Es indispensable NO saltarse las comidas y por lo menos tratar de mantener el horario habitual de las comidas o no hacer espacios de más de tres horas. También se debe aumentar el consumo de agua a un mínimo de dos litros diarios. Una sugerencia sana como complemento al agua para mantenerse hidratados es comer fruta fresca congelada o tipo helados caseros. Se puede usar como sustituto del agua, el té natural frío, preparado con limón y endulzado con edulcorante. Se deben evitar bebidas alcohólicas que además se conocen como calorías vacías, que no nos aportan ningún nutriente y solo aumentan el tejido adiposo localizado”, comenta María Elvira Salcedo, nutricionista clínico y deportivo del Centro Médico Energía Vital Activa.

La alimentación en forma saludable en vacaciones no tiene porque ser un gran sacrificio. El secreto es elegir los alimentos con prudencia, tener moderación y tratar de mantenerse lo más activo posible durante el viaje, así sea caminando en el lugar que vayamos por 20 minutos

Condividi: