Cresta de Gallo ¿para las articulaciones?

Millones de personas en el mundo tienen problemas con sus articulaciones. Aproximadamente, 80%  de los adultos admite tener inconvenientes con éstas durante su vida y por ende, la posibilidad de hacer ejercicio e incluso, de llevar una vida normal, se reduce significativamente.

Pero, ¿Sabía que la cresta de gallo es una de las fuentes más ricas en un compuesto denominado Ácido Hialurónico o Hialuronato, cuyas propiedades inciden favorablemente en el funcionamiento de las articulaciones, y los científicos han logrado extraerlo?

Entre las bondades más significativas de este Ácido, se encuentra su acción para ayudar a lubricar las articulaciones para que se deslicen suavemente y sin dolor. También ayuda a la producción de Colágeno, retiene agua de forma importante y disminuye la respuesta inflamatoria local.

Cabe resaltar que el Ácido Hialurónico es de textura viscosa, existe naturalmente en varias partes de nuestro organismo, como por ejemplo en el humor vítreo (ojo), la piel y es un componente significativo del líquido sinovial en las articulaciones. Sin embargo, la duración del mismo, una vez formado en el organismo, es corta, por lo que es necesario que se esté fabricando continua y suficientemente y en ocasiones esto no sucede así, generándose alguna manifestación o síntoma molesto en nuestro cuerpo.

Hasta ahora, el tratamiento para aplicarlo es a través de inyecciones intraarticulares, con buenos resultados, pero con desventajas porque puede producir dolor, infecciones, rigidez de la articulación, entre otros. Pronto llegará al mercado venezolano el único tratamiento oral no invasivo,  a base de  extracto de cresta de gallo con efecto lubricante sobre las articulaciones.

Condividi: