Uniplast recupera áreas verdes de estadio de béisbol menor en Guatire

Un testimonio de cultura a favor de los ecosistemas, los espacios deportivos y la vinculación para tales fines entre sector privado, trabajadores y comunidad, tiene lugar en el estadio de béisbol para niños y jóvenes, ubicado en Guatire, estado Miranda. La loable tarea forma parte de un acuerdo entre Bancoex, FundaBancoex y Uniplast, y es  emprendida en el marco del programa de responsabilidad social empresarial “Sembrando Vida” de Uniplast, que busca ayudar a la colectividad, a través de proyectos centrados en el bienestar del país y la promoción de la conciencia ecológica, según lo refiere el Gerente de Comercialización de la compañía, Frank Adam.

 

La ingeniera Angélica Dorante, líder del proyecto emprendido por Uniplast, subraya que la iniciativa tuvo su germen en la percepción de los trabajadores de la empresa, quienes acusaron la falta de mantenimiento que presentaba el área, cercana a la sede de la organización. “Quisieron aportar su granito de arena”, declara quien ha coordinado la ejecución del programa.

 

Al plantear la necesidad de una recuperación de los alrededores del campo de béisbol menor, para bienestar de la comunidad circunvecina, la motivación de los empleados encontró eco y resonancia en la compañía productora de plásticos, la cual coordina y financia todas las fases del proyecto, incluyendo el análisis de factibilidad, la planificación y ejecución. Las juntas comunales otorgaron los permisos correspondientes, una vez presentado el plan a sus representantes.

 

“Toda el área verde alrededor del campo, en la urbanización El Marqués, presentaba escombros, se encontraba abandonada desde hacía más de tres años. En primer lugar se recogió la basura, se desmalezó la superficie, se retiraron las impurezas del terreno, se despejó una torrentera que estaba bloqueada. Luego de la limpieza, se sembraron las plantas”, señala Dorante.

 

La líder del proyecto destaca que la labor incluye un trabajo de jardinería arduo, para colocar aproximadamente 1400 metros de maní de jardín -leguminosa similar a la grama japonesa-, más de 900 plantas de garbancillos, a fin de formar la cerca perimetral, además de 70 ixoras y ocho crotos. La rehabilitación, en su totalidad, se ha planificado para un lapso de ocho semanas a culminar el próximo 16 de septiembre con una actividad de siembra donde participarán trabajadores de Uniplast y miembros de la comunidad.

 

“Creo que es necesario que las empresas generen proyectos de este tipo y ayuden a crear conciencia en las personas. Este plan ha servido para despertar inquietud en otras organizaciones de la zona, que también están tratando de aportar su grano de arena para mejorar ese espacio y llevar beneficio a la comunidad”, indicó Dorante.

 

Uniplast prevé realizar jornadas de mantenimiento de la jardinería, para lo cual contará con sus trabajadores, quienes así generan sentido de pertenencia con la labor que ellos mismos propusieron e hicieron de manera voluntaria.

 

No es la primera vez que esta compañía emprende proyectos ecológicos. En 2011, coordinó la plantación de 1052 apamates, en el sector Silma del Parque Nacional Waraira Repano, ubicado en el municipio Zamora del estado Miranda. La atención a la naturaleza y los proyectos ecoamigables, destaca el Gerente de Comercialización, van en línea con los valores de la compañía.

 

“El plástico en general ha recibido muchas críticas desde el punto de vista ecológico, pero no todos los productos plásticos son iguales. Por varias razones, el plástico de Uniplast es ecológico: es 100% reciclable, de hecho hay un porcentaje de material reciclado en casi todos nuestros productos, y lo que creamos es utilizado como sustituto de la madera, por lo que usar productos plásticos Uniplast está evitando la tala de árboles”, sentencia Adam.

Condividi: