El Renault Espace… y algo más

CARACAS- Renault revela Initiale Paris, el 6º concept-car de la estrategia de diseño iniciada por Laurens van den Acker. Este concept-car auna proezas técnicas y creativas y prefigura el sucesor de Espace con la versión “Initiale Paris”.

Con 4,85 m de largo, el Initiale Paris es un coche grande. Expresa el dinamismo de una berlina, por su calandra rotunda y sus hombros bien marcados; el carácter de un SUV, por sus grandes ruedas de 22 pulgadas y sus flancos; y la luminosidad de un monovolumen, por la generosa superficie acristalada y el techo inédito que juega con la luz.

El techo del concept-car es de aluminio y plexiglás..

Para acceder a su interior el vehículo cuenta con unas puertas de apertura opuesta y con un peldaño motorizado que se baja para facilitar la subida a bordo. Lleva asientos “gran confort” en las dos primeras filas. Sin unión vertical con el piso y fijados en el túnel central, parecen flotar en el habitáculo. Este efecto aéreo está reforzado por la discreta articulación que une el respaldo con el asiento y deja pasar la luz entre uno y otro.

Desprovista de montantes laterales, la consola se inscribe con ligereza en el habitáculo como un puente que une el túnel central con el cuadro de instrumentos.

Sobre la base del motor Energy dCi 130, los especialistas del motor de Renault han extrapolado un concept-motor que ofrece mucho par (hasta 400 Nm) en un amplio margen de utilización.

Downsizing: fiel a su estrategia de downsizing, Renault asocia placer de conducir y bajo consumo sobre la base de unos motores de cilindrada reducida especialmente eficientes.

EDC: la transmisión automática EDC (Efficient Dual Clutch) de seis velocidades aporta confort y reactividad, con un consumo moderado.

Condividi: