MUD: “El gobierno hipoteca a Venezuela con China”

CARACAS- La nueva línea de crédito de US$ 5.000 millones suscrita con China por el gobierno venezolano mantiene el ritmo vertiginoso del endeudamiento que lleva la República, cuya deuda total se estima que cerraría en 2013 en aproximadamente US$ 215.328 millones, equivalente a 60,0% del PIB, lo que constituye una verdadera hipoteca, según el análisis del Coordinador del Área Económica de la Mesa de la Unidad Democrática, José Guerra.

El economista manifestó severas críticas para la total opacidad que envuelve esos acuerdos, los niveles exorbitantes de la deuda, que superaría para este año el monto de las reservas internacionales en el BCV, su contratación al margen de la Asamblea Nacional y la entrega de la explotación del yacimiento de oro Las Cristinas, todo lo cual lo lleva a expresar el más categórico rechazo de la Mesa de la Unidad a la política de endeudamiento del gobierno.

“Es un sin sentido que el país se esté endeudando en divisas para financiar gasto corriente en bolívares que pueden programarse en el presupuesto nacional y financiarse con ingresos ordinarios. Es criterio firme de la Unidad que la deuda contraída en divisas debe aplicarse a la financiación de proyectos de inversión que generen moneda extrajera para poder cancelar la deuda contratada sin afectar la inversión social”, declaró el vocero de la Mesa de la Unidad.

Para Guerra, las gestiones de Nicolás Maduro y Rafael Ramírez en China son un intento desesperado del gobierno en busca de recursos para tratar de solventar el enorme déficit de divisas que sufre la economía venezolana. Una crisis de divisas que ha llevado a que la diferencia entre la tasa de cambio oficial y la del mercado paralelo supere el 600%, brecha nunca antes vista en la historia del país.

Uno de los aspectos que más cuestionó José Guerra, es la instrumentación del endeudamiento con China es la opacidad que envuelve estas operaciones. “Se ha hecho muy difícil conocer cuáles son los términos reales de la contratación de esa deuda y por lo tanto el verdadero impacto económico para la nación. Es también cuestionable que esta contratación de deuda en moneda extranjera no sea aprobada por la Asamblea Nacional, como lo exige la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público”, aseveró.

Para finalizar, Guerra indicó como otro hecho muy grave de toda esta negociación, el hecho de que China haya recibido ya en consignación para ser explotada, la mina de oro Las Cristinas como parte del compromiso del gobierno venezolano.