CEV: “La primera necesidad de nuestra patria es el reencuentro”

CARACAS- El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón, ofreció las conclusiones de su institución luego de su 101 reunión anual. Padrón indicó que la primera necesidad de nuestra patria es el reencuentro, mediante el diálogo y la reconciliación.

La CEV valoró el paso dado por el presidente Nicolás Maduro al iniciar el diálogo con gobernadores y alcaldes que no apoyan su proyecto político, porque la mayoría del país anhela vivir en convivencia fraterna, con reconocimiento, pluralismo y tolerancia.
Para Padrón, las elecciones del 14 de abril de 2013 evidenciaron que en Venezuela hay dos grandes bloques políticos “con iguales derechos y legítimas aspiraciones“.

Llamó a todos los sectores para enfrentar los problemas de la vida nacional, entre ellos la seguridad. Agregó que aunque ha habido iniciativas, la inseguridad sigue siendo muy grave y los asesinatos siguen enlutando hogares. Por ello, la CEV invitó a desarrollar políticas integrales de seguridad.

Padrón se refirió al Plan de la Patria. Dijo que el Gobierno lo quiere “imponer a todos los ciudadanos” y destacó su segundo objetivo histórico, que hace referencia al avance nacional hacia el socialismo bolivariano.

“La palabra socialismo es ambigua“, aseveró y recordó que “este sistema ha fracasado en todos los países en los que se ha aplicado (…) este objetivo está al margen de la Constitución”.

También exhortó al gobierno a no crear instancias paralelas de gobierno a otorgar beneficios procesales a quienes están privados de libertad por hechos políticos.

Iglesia se pronuncia
por caso Spear-Berry
El obispo de Puerto Cabello, monseñor Saúl Figueroa, se refirió al caso de Mónica Spear y su pareja Henry Tomas Berry, indicando que la autopista Puerto Cabello-Valencia, donde ocurrió el asesinato de la pareja es una zona “muy complicada” con una problema de infraestructura “muy grande” como huecos en la vía y falta de iluminación.

Indicó que el alcalde Rafael Lacava ha trabajado mucho en materia de seguridad. Sin embargo, acotó que en esa zona “el problema es mucho más grave”. Agregó que la situación no se revolvería con más módulos de seguridad o policías, pues la raíz de la violencia son los valores.

Refirió que hay escuelas que no dejan entrar a los representantes de la Iglesia para ayudar en la formación de valores. “Si usted no forma a los niños, sino le da valores, cómo va a tener una ciudadanía más adelante que ame la justicia”, dijo Figueroa.

Indicó que es de “vida o muerte” la educación, pues al no inculcar se dejan de sembrar valores.

Condividi: