Roig insta a publicar Providencia del nuevo régimen cambiario

CARACAS- Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, solicitó al Ejecutivo nacional publicar “cuanto antes” la Providencia que establecerá las condiciones del nuevo régimen cambiario.

El directivo señaló  que algunos anuncios económicos vienen aliviar en gran parte el problema cambiario de acceso a las divisas para el sector empresarial. Sin embargo, advirtió que quedaron dudas de cómo se va a implementar el nuevo sistema.

“Quedaron muchas interrogantes que no se resolvieron y le pedimos al ministro Ramírez que cuanto antes saque las providencias y las leyes necesarias para que se aclare el panorama”, solicitó.

Reconoció que el sistema dual de bandas tiende a despenalizar el régimen cambiario. “Toda aquella medida que permita flexibilizar es positivo y queremos entender que el anunciar un sistema de bandas avanza hacia un sistema de despenalizar el régimen cambiario”, precisó.

Señaló que es una buena noticia el monto de las subastas, que sean consecuentes y que las empresas puedan concursar.

“También vemos positivo que alivia el mercado de divisas, aunque se reducen mucho las importaciones del sector privado, esto viene a dar una solución alternativa porque teníamos varios meses sin ninguna señal clara de cómo se podían acceder a las divisas”, apuntó.

Indicó que los anuncios económicos calmaron “un poco la profunda incertidumbre” del sector.

Para Roig el Gobierno reconoció que existen unos desequilibrios macro económicos. “Creo que acaban de reconocer que hay una enfermedad y lo que falta por saber es si el tratamiento médico al que van a someter al país es el adecuado”, se preguntó.

 

Dilema de la devaluación

El presidente del gremio empresarial, explicó que para las empresas que reciban dólar preferencial (6,30) no existe devaluación, pero para aquellas que van a pasar a tasa Sicad “es evidente una devaluación”.

“No hay ninguna razón económica para tener un anclaje de cambio a 6,30 eso es un subsidio que el Gobierno obstinadamente ha querido seguir otorgando y le está creando graves desequilibrios a la economía y no resuelve el problema de fondo que es que los empresarios tengan acceso libre a las divisas”, opinó.

Para el presidente de la cúpula empresarial la única explicación que han encontrado del por qué se mantiene la tasa preferencial, es que todos los indicadores oficiales en el país atienden al 6,30.

Expuso: “Si ustedes dividen que el salario mínimo de los venezolanos a 6,30 es más algo del continente porque es alrededor de 500 dólares al mes; pero cuando se pasa a una tasa de devaluación de 11,36 nos convertimos en el salario más bajo de Latinoamérica”.

Resaltó que eso implica que “hay razones políticas” para no reconocer que se deben hacer unos ajustes de cambio importantes.

 

Reducción de las

importaciones privadas

El presidente de Fedecámaras planteó que si se reduce la inversión privada es poco probable que se vayan a obtener los resultados que el gobierno se ha fijado como meta de crecimiento.

Indicó que con el monto anunciado de más de 100 mil millones de dólares el sector tendrá acceso a un volumen parecido a cuando estaba en ejecución el Sitme.

“Eso es positivo pero se están reduciendo las importaciones con respecto al año 2013 lo cual pone en riesgo los indicadores económicos que el Gobierno está persiguiendo que son un 4% de crecimiento anual”, advirtió.

 

“Empresas de maletín”

Por otra parte, Roig solicitó que se publique la lista de las “empresas de maletín” que están afectando a todo el sector empresarial e insistió en la preocupación por la deuda que mantiene Cadivi con el sector privado.

“Esta deuda tiene vencida más de un año y hay empresas que no pueden seguir esperando por una resolución del Ejecutivo”, dijo.

Anunció que en la actualidad existen empresas muy importantes del área agroalimentaria que tienen problemas económicos, porque no se le asignan las divisas correspondientes a la deuda no reconocida.

Citó algunos casos: A las líneas aéreas se les adeuda casi 3.500 millones de dólares; al sector químico 530 millones de dólares; a la industria alimenticia y farmacéutica se les adeuda 1.200 millones de dólares; y a Empresas Polar más de 400 millones de dólares.

Pidió al Gobierno aclarar cómo se va a reconocer en la aduana las importaciones de aquellas empresas que reciban a tasa Sicad; a qué la tasa de cambio va a reconocer el Seniat para las declaraciones a Impuesto Sobre la Renta; y cómo se va a reconocer la estructura de costo con la Ley de Precios Justos.

Jorge Roig dijo que el sector está interesado en conocer cuál es el Plan de Importaciones propuesto por el ministro Ramírez.

Por último, Roig anunció que Fedecámaras invita a los representantes del Gobierno a que dialoguen con las organizaciones sindicales. “El gran problema que tenemos es que las empresas públicas no funcionan y están mal gerenciadas”, precisó.