Capriles: El Gobierno no da ninguna señal de querer dialogar

CARACAS.- El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, aseguró que decidió no participar en la  Conferencia Nacional por la Paz porque “hay condiciones que deben darse” para el diálogo. “La mayoría de los venezolanos están de acuerdo con el diálogo, pero hay que ponerle una agenda. Hay que dar un paso que demuestre verdadera voluntad para responder a los reclamos. El Gobierno no da ninguna señal de querer dialogar efectivamente”, indicó.

Explicó que antes del diálogo con Gobierno debe darse una respuesta al reclamo de los manifestantes.

El gobernador exigió el desarme de los grupos armados, la liberación de los manifestantes detenidos y la reactivación de la economía como parte de una agenda de contenido que permita “construir el cambio”.

Indicó que las vías para propiciar los cambios en el país se encuentran en la Constitución.

Para Capriles, la situación general del país ha sido el verdadero detonante de las protestas de los últimos días, tal y como ocurrió hace 25 años cuando se produjo “El Caracazo”. “25 años después de “El Caracazo” están los estudiantes manifestando su descontento y pidiendo por la libertad de los detenidos. Muchas de las cosas por las que nuestro pueblo salió a la calle en ese momento hoy se mantienen. Nosotros no queremos que haya otra explosión social, pero hay muchas cosas que atender”.

Lamentó la respuesta poco efectiva de los organismos internacionales como la OEA y de su representante José Miguel Insulza ante la situación en Venezuela.

Radonski manifestó su intención de visitar en la cárcel de Ramo Verde al dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López tras su detención. “Está previsto visitar a Leopoldo López en el momento que nos permitan hacerlo”.