Mabe: Tecnología y ecología de la mano

CARACAS. – Cada año, para el Día Mundial del Agua se propone un tema sobre el cual abordar las actividades conmemorativas. El que corresponde al 2014 es  “Agua y energía”. Por tanto, es propicio hacer hincapié en lo oportuno que resultan las tecnologías que toman en cuenta ambas variables para el desarrollo humano, pues son recursos que permiten no solo la vida, sino la sustentabilidad del devenir social a escala global.

Mabe es una de esas empresas que, atentas al ambiente, incorpora tecnología de primera en sus lavadores, con productos innovadores de calidad comprobada, que reducen el consumo de agua y están acordes con los programas de regulación de energía. De esta manera, ayuda a preservar ambos recursos, como parte de sus planes de responsabilidad y compromiso social con el ecosistema.

Mabe, comprometido con el medio ambiente, cuenta con lavadoras que emplean un sistema inteligente para evitar el uso excesivo de agua en cada lavada, a fin de que los litros que se ahorran puedan ser aprovechados para otras labores que benefician al medio ambiente. Ángel Silva, Gerente de Mercadeo de la empresa, señaló que una de las innovaciones tecnológicas que ha aplicado la organización es el sistema AquaSaver.

“Opuesto a las lavadoras convencionales, con las lavadoras Mabe las personas no verán caer el agua sobre sus prendas de vestir, a la hora de iniciar el ciclo de lavado, gracias al sistema AquaSaver. Esta innovación permite un llenado especial, con el cual el equipo almacena el agua por la parte de atrás de la canasta y luego, acorde a la opción de lavado seleccionado, cubre la ropa de abajo hacia arriba, lo que ahorra hasta 120 litros de agua por cada carga”, señaló Silva.

Con motivo de celebrarse este 22 de marzo el Día Mundial del Agua, el vocero de Mabe destacó que, además, cada persona puede aportar su granito de arena para contribuir, en su casa y en su vida diaria, con el ahorro de agua. “Para cuidar nuestro planeta es suficiente aplicar acciones simples, tales como el uso de detergentes ecológicos, activar la lavadora con la carga llena, emplear dispositivos de ahorro en duchas y en grifos, mantener las cañerías y tuberías en buen estado y descongelar los alimentos a temperatura ambiente y no bajo el grifo, entre otras opciones sencillas que nos permiten ahorrar este preciado líquido”.