El tabaquismo es un mal evitable

CARACAS- Cada 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, oportunidad que se aprovecha para hacer un llamado de conciencia a los fumadores que ignoran las consecuencias de este acto, pues todas las personas expuestas al humo del cigarrillo tienen entre 25-30% de probabilidades de desarrollar alguna enfermedad respiratoria, cardiovascular o cáncer de pulmón.

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) promueve el cese de este hábito, el cual deja consecuencias fatales. La cantidad de sustancias nocivas que tiene el cigarrillo hacen que el organismo sea propenso a la aparición de múltiples problemas de salud, entre ellos, tumores malignos que pueden llevar a la persona a resultados irremediables.

La SAV reitera su llamado a la población fumadora venezolana a respetar el derecho de todos a respirar aire puro. Además, fumar pasivamente tiene el agravante de no contar con la mínima protección que pueda ofrecer el filtro del cigarrillo al fumador.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaquismo elimina cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600.000 son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno. Se prevé que para el año 2030 el consumo del tabaco acabará con más de 8 millones de personas al año en un 80% por ciento de países con bajos y medianos ingresos económicos.

El presidente de la SAV, Doctor Cono Gumina, afirma que “los efectos dañinos del tabaco en la salud de los fumadores y no tabaqueros son múltiples, pero el más extremo y fatal es el cáncer de pulmón, aunque su consumo también causa otros tipos de cánceres como el de vejiga y algunas formas de leucemia. La relación es directa: menos tabaco, menos cáncer”, asevera Gumina.
El Dr. Sergio Poli, oncólogo médico de la Unidad de Oncología del Hospital Universitario y de la Clínica Loira, destacó que los principales síntomas que presenta el cáncer pulmonar en un paciente son la tos, que puede ser seca, persistente o con sangre conocida como hemoptisis, pérdida de peso no justificada, disnea (dificultad para respirar) y dolor torácico.

El especialista explicó que los pilares fundamentales del tratamiento para el cáncer pulmonar son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Sin embargo, en los últimos diez años se han desarrollado novedosos medicamentos basados en biología molecular, que han cambiado la historia del tratamiento del cáncer de pulmón.

Condividi: