Espíritu de Chile, una experiencia de sabor sin igual

CARACAS. – Producido en las emblemáticas zonas vinícolas chilenas al oeste del Valle de Curicó, “Espíritu de Chile” es para los conocedores sinónimo de excelente sabor a un accesible precio. Ahora, llega a Venezuela distribuido por la prestigiosa Casa Dorta, que comercializará sus dos presentaciones: Cabernet Sauvignon y Sauvignon Blanc.

Cada botella de “Espíritu de Chile” es ensamblada en las bodegas de Viña Aresti, con estrictos estándares de calidad para garantizar un vino armonioso y agradable al gusto y al olfato.Por eso este vino, con un toque de frutos del bosque, es el acompañante ideal para cualquier ocasión.

El Cabernet Sauvignon destaca por su estructura armoniosa e intensa. En nariz se entremezclan aromas de casis y frutos del bosque en perfecta armonía con suaves notas a vainilla. Este vino es el complemento ideal de todo tipo de comidas intensas en sabor, carnes rojas, de caza y quesos maduros. Su temperatura ideal para beber es de 16º – 18º C.

La presentación Sauvignon Blanc llama la atención por su  intenso olor y una estructura elegante. Aromas a duraznos y cítricos se entremezclan con frescas especies y sutiles notas minerales. La temperatura ideal de este vino bien es de 8° a  10°y es el complemento ideal para pescados y aves.

“Nos sentimos orgullosos de sumar este vino, Espíritu de Chile, al catálogo de productos que ofrece Casa Dorta. El consumidor venezolano cada dia se enamora mas del vino, y Espíritu de Chile es una perfecta opción para aquel que busca un vino joven, de calidad y a precio muy asequible”, expresó Isabel Layrisse, gerente de Marcas de la Casa Dorta en Venezuela.

Sin duda el mercado nacional dará una excelente bienvenida a este nuevo caldo, en sus dos versiones, que incorpora a su catálogo de productos Casa Dorta.

¡Recuerda, el consumo en exceso es nocivo para la salud. Bebe responsablemente!

 

Acerca de Espíritu de Chile

Los vinos de ESPIRITU DE CHILE son hechos por Aresti Wine of Chile, una de las viñas más innovadoras del país. La primera vendimia realizada en Viña Aresti data de 1951 en sus viñas al oeste del Valle de Curicó. Las bodegas quedan en la pequeña ciudad de Molina, 200 kilómetros al sur de Santiago y sus viñedos se extienden por denominaciones tan prestigiadas como Curicó, Molina y Río Claro. El cultivo de los viñedos familiares partió como un querido hobby del fundador de la compañía y patriarca de la familia, Don Vicente Aresti Astica. No fue sino hasta 1995, y luego de casi 50 años de experiencia vitivinícola que Don Vicente tomó la determinación de comenzar a envasar y exportar vinos bajo su propia marca. En 1999 se terminó de construir la que en su momento fue la bodega más moderna de Chile. Con más de 400 hectáreas en producción y 900 más a la espera de ser plantadas, la familia Aresti forma parte del selecto grupo de los grandes vitivinicultores del país.  La viña es 100% propiedad de la familia Aresti y desde siempre sus vinos se han hecho bajo estrictos estándares de calidad con especial, con énfasis en el cuidado del medio ambiente.

 

Condividi: