Fresa y Chocolate llega a las tablas del Trasnocho

image1

Fresa y Chocolate arriba al Trasnocho Cultural bajo la dirección de Héctor Manrique y la producción de Carolina Rincón. El montaje llega al escenario para dar a conocer la historia de una gran amistad entre dos hombres más allá de la incomprensión y la intolerancia. Los actores, formados en el GA80, Daniel Rodríguez, Juan Vicente Pérez y Wadih Hadaya integran el elenco.

La obra retrata parte de la realidad social de la Cuba de los años setenta a partir de la relación de amistad que establecen Diego, un artista gay que cree en la libertad y trata de ejercerla, y David, un estudiante universitario cargado de prejuicios en contra de la homosexualidad quien además sigue las orientaciones del régimen castrista.

A medida que avanza la historia vemos como la personalidad abierta y tierna de Diego va calando en las estructuras mentales de David, quien termina por reevaluar sus concepciones no solo de la homosexualidad, sino también sobre lo que significa ser revolucionario, a pesar de su homofóbico compañero Miguel quien planea utilizarlo para espiar a Diego, una persona que ellos consideran “aberrante y peligrosa”.

Basada en el cuento del escritor cubano Senel Paz, El Lobo, el Bosque y el Hombre Nuevo -premiado en el concurso Juan Rulfo de 1990- Fresa y Chocolate es el monólogo que inspiró la película cubana del mismo nombre rodada en 1994 por los directores de cine Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío. La cinta fue ganadora del Goya a la Mejor Película Extranjera, del Oso de Plata de la Berlinale y nominada a los Oscar de la Academia como mejor película extranjera.

La historia de Fresa y Chocolate, lejos de caer en el olvido adquiere con el tiempo nuevas connotaciones, se beneficia del reposo y cada nuevo acercamiento revela nuevos significados más allá del hecho insólito y casi escandaloso de que un joven de la Revolución Cubana descubra en un homosexual su propia liberación, los personajes –Diego y David— nos siguen hablando de cómo una verdadera amistad se antepone a las ideologías y la sexualidad.

El Director venezolano Héctor Manrique, señala al respecto: “la razón fundamental para montar esta obra es que en la sumatoria de todas las voluntades estará la solución de nuestros problemas como sociedad, en Fresa y Chocolate se ejemplifica como la marginación en cualquiera de sus estados sólo lleva a la fractura íntima y pública del hombre y esas fracturas y desarraigos llevan al empobrecimiento de las personas”.

El relato de Paz y la película de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, hicieron que esta historia alcanzara fama mundial, pero entre uno y otro extremo ha estado siempre el teatro, ambiente en el que los personajes han encontrado su espacio ideal y definitivo, lo que ha dado lugar a cerca de 20 puestas en escena en diversas partes del mundo e idiomas, en tanto espera nuevos estrenos.

Como obra de teatro obtuvo el Gran Prix del Festival de Teatro de Lugano y ha sido presentada en países y ciudades como Dinamarca, Bolonia, Buenos Aires, Lugano, París, Ginebra, Madrid y ahora en Caracas de la mano del Grupo Actoral 80. A finales del año pasado llegó en inglés al teatro Off Broadway de Nueva York.

Fresa y Chocolate se presentará a partir del viernes 11 de septiembre en el Teatro del Trasnocho Cultural con funciones los viernes a las 9:00 pm, y sábados y domingos a las 8:00 pm. Las entradas, a un costo de Bs. 600 y están a la venta en las taquillas del teatro y por el portal www.ticketmundo.com.

Más información: teléfono (0212) 993-1910, @trasnochocult en Twitter e Instagram, Trasnocho Cultural en Facebook y www.trasnochocultural.com

Condividi: