Unasur acuerda con Venezuela la regularización de colombianos

unasur

QUITO.-El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, calificó ayer como un “gesto humanitario importante” el hecho de que el Gobierno de Venezuela haya aceptado el retorno de los ciudadanos colombianos expulsados de ese país que regularicen su situación.

La Unasur, cuya secretaría general tiene sede en Quito, anunció en un comunicado que Samper se reunió en Nueva York con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y del encuentro surgió una propuesta para la regularización de los expulsados en el marco de la crisis fronteriza iniciada a mediados de agosto.

“Es un gesto humanitario importante porque yo creo que algunos deportados querrán regresar a sus casas, reintegrar las familias, seguramente deben tener una fuente de empleo en Venezuela, entonces la idea es que, de alguna manera, los que estén interesados en regularizar la situación tengan el apoyo del Gobierno venezolano para hacerlo”, dijo ayer Samper a Efe.

En una entrevista telefónica desde Nueva York, donde asiste a los debates de la Asamblea General de la ONU, al igual que Maduro, el secretario general de Unasur y expresidente colombiano (1994-1998) precisó que hasta ahora solamente se han establecido los términos generales del acuerdo con el Gobierno de Venezuela.

“Simplemente tenemos las bases del acuerdo y ahora vamos a trabajar con el gobierno de Colombia y con el Gobierno venezolano para ponerlo en práctica”, explicó.

Samper dijo que “se supone” que el Gobierno de Maduro trasladará las bases del pacto al Gobierno colombiano para implementarlo y agregó que si la Unasur tuviera que desempeñar algún papel en ello, lo haría “con mucho gusto”.

Samper comentó que en principio el acuerdo beneficiaría a “los deportados solamente, los que fueron deportados de Venezuela, que son los casos más dramáticos”.

Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), 1.608 colombianos fueron expulsados de territorio venezolano por estar en situación irregular y 19.686 regresaron por propia voluntad desde que el 19 de agosto el Gobierno venezolano empezó a cerrar los pasos fronterizos con Colombia como parte de una ofensiva contra el contrabando y el paramilitarismo.

Se trata de “una coincidencia de voluntades, una solicitud que yo le hice al presidente (Nicolás) Maduro y estuvo de acuerdo” en que “se pusiera en marcha el mecanismo” necesario para posibilitar el retorno de quienes regularicen su situación.

Condividi: