Un embarazo saludable sin excesos

gesunde schwangerschaft

CARACAS.- Durante el embarazo se vienen muchas preguntas a la mente de la futura mamá, la más frecuente es con respecto alimentación que se debe tener para mantener el peso ideal y que, además, asegure el bienestar de su hijo. Para ello, es importante tener como objetivo principal llevar una dieta balanceada que incluya muchas frutas y vegetales, menos exceso de carbohidratos complejos, alimentos procesados y con alto contenido graso.

Conociendo los cambios hormonales y los famosos “antojos” no hay que dejar a un lado el darse un gusto para vivir un embarazo feliz, pero hoy en día son más las alternativas saludables de esos platos deliciosos que más le pudieran provocar, para esto se recomienda conocer y dejarse guiar por su médico tratante, como también saber cuánta cantidad ingerir de todos los alimentos que estén dentro de sus preferencias.

En términos generales, se considera que una persona debe tener un peso que esté proporcionalmente relacionado con su talla. La concordancia entre estas dos variables se denomina índice de masa corporal (IMC). Los valores normales varían dentro de un rango que va entre 20 y 25%, aunque cada organismo es distinto hay que tener en cuenta que lo más saludable es no sobrepasar este límite, ni estar por debajo de él, al momento de quedar embarazada.

Aunque varias asociaciones médicas opinan que el peso ideal deber estar entre 11,5 – 16 Kg., pero si tiene unos kilitos de más durante el embarazo el IMC puede oscilar dentro de los siguientes valores:

• Si está entre 25 – 29,9 Kg., el peso aumentado debería ser entre 7 – 11,5 Kg.
• Si es superior a 30 Kg. no convendría pesar más de 9 Kg. ni menos de 5 Kg.

Muchas mujeres creen que por el simple hecho de estar embarazadas el ejercicio pasa a segundo plano. Este pensamiento está completamente errado ya que, tal y como sugiere el endocrinólogo e internista Dr. José Guevara: “es fundamental no olvidarse del ejercicio, por lo menos cinco días a la semana, aunque pueda llegar a sentirse fatigada o con sueño. Siempre hay 20 ó 30 minutos diarios disponibles para realizar alguna actividad física”.

Recientes estudios científicos afirman que 1 de cada 10 mujeres con exceso de peso presentan ciertas complicaciones. De acuerdo a esto se pueden conocer algunos de los factores de riesgo que pudieran sufrir tanto la madre como el hijo:

• Problemas de diabetes gestacional: se le denomina de esta manera cuando una mujer no diabética se le detecta por primera vez altos niveles de glucosa en el embarazo.
• Hipertensión arterial: la alta presión arterial puede causar problemas para usted y su bebé durante el embarazo, incluyendo pre eclampsia y nacimiento prematuro.
• Anormalidades congénitas: se producen en el desarrollo, pueden ser morfológicos, funcionales, estructurales o moleculares que se presentan en el nacimiento.
• Complicaciones en el parto
• Aborto espontáneo
• Cesárea no planificada

Toda paciente en estado de gravidez, que esté aumentando de peso debe ser evaluada lo antes posible por un endocrinólogo, de tal manera de poder intervenir y evitar posibles complicaciones durante y después del embarazo.

Es importante conocer que durante el embarazo se deben cuidar dos vidas, la de la madre y su hijo. Hay una fuerte relación entre una alimentación balanceada y el ejercitarse diariamente, todo esto contribuirá a no tener un parto difícil, ni tener complicaciones de salud.

Es evidente que toda mamá desea que su bebé esté siempre saludable; por ello, desde el inicio de la vida de él en el vientre materno hay que alimentarlo de fuentes de vitaminas que contribuyan a que se desarrolle en mejores condiciones y crezca de manera más saludable.

(Dr. José Guillermo Guevara Puy, endocrinólogo e internista del Hospital Clínica Caracas, piso 3, consultorio 308. Tel: 0212-5086308)

Condividi: