Dieta sin gluten: ¿una tendencia beneficiosa para la salud?

Dieta sin gluten

Actualmente existe una creencia de que los alimentos sin gluten son menos calóricos y por ello, cada vez son más las personas que deciden unirse a esta tendencia, que no es más que eliminar alimentos que contengan gluten al consumo habitual.

El pan, las galletas, las tortas, la pasta o la cerveza pertenecen al grupo de alimentos que, incluso sin ser celíacos, algunos han decidido no incluir en su dieta diaria.

Sin embargo, adelgazar no es la única razón por la que muchas personas se han unido a este movimiento que está creciendo proporcionalmente; la intolerancia al gluten es común entre los pacientes que asisten a las consultas nutricionales.

La enfermedad celíaca afecta a casi 1% de las personas en el mundo pero, para Vanessa Rojas, nutricionista del Centro Médico Energía Vital Activa, no es un número significativo para explicar la creciente popularidad de la dieta sin gluten.

“Es importante explicar que el gluten no es imprescindible para la vida, pero sí los carbohidratos, en los que se encuentran las principales fuentes de hidratos de carbono que son indispensables en la dieta”, asegura Rojas.

Los celíacos suelen consumir alimentos que están exentos de gluten pero que son procesados con la finalidad de incluir los hidratos y proteínas vegetales que deben estar presentes en una dieta balanceada.

El hecho es que, desde hace algún tiempo, ha corrido un rumor de que unirse al movimiento libre de gluten es solo una moda de algunas personas que desean verse y sentirse bien. Pues bien, de acuerdo a la Dra. Rojas: “Sí, es una dieta que está de moda. Sin embargo, funciona en otros pacientes que no son celíacos; por ejemplo, aquellas personas que sufren de la tiroides se han adaptado a este regimen alimenticio y funciona perfectamente”.

Aún cuando no hay estudios científicos que certifiquen que una dieta sin gluten sea más exitosa que una que lo incluya, si el objetivo es bajar de peso o aumentar masa muscular es recomendable consultar con un nutricionista que evalúe las condiciones del paciente y diseñe un plan de alimentación adaptado a sus necesidades.

“Hay que recordar que los pacientes que llevan este estilo de dieta es porque padecen síntomas como malestar general, alergias, diarrea y vómitos al consumir harinas, pan o cereales”, explica Rojas.

Lic. Vanessa Rojas, nutricionista del Centro Médico Energía Vital Activa Telf: 0212 991 76 12 Twitter @energiactiva / Instagram: @energiavitalactiva / Web www.energiavitalactiva.com

Condividi: