Los Cuentos Completos de Salvador Garmendia en tres tomos

Los Cuentos Completos de Salvador Garmendia en tres tomos
Los Cuentos Completos de Salvador Garmendia en tres tomos
Los Cuentos Completos de Salvador Garmendia en tres tomos

CARACAS. – En el marco de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, Filuc 2016, fueron presentados los tres tomos de Cuentos Completos de Salvador Garmendia escritos ente 1958 y 2001. Se trata de una edición con 304 relatos distribuidos a lo largo de más de 1.600 páginas.

La obra es un homenaje de Fundavag Ediciones a este gran escritor barquisimetano (1928 -2001), quien a lo largo de sus 73 años tuvo la escritura como forma de vida. La presentación la hizo Antonio López Ortega, un gran estudioso de la obra de Garmendia.

Federico Prieto, coordinador editorial de Fundavag, precisó que este proyecto se llevó prácticamente dos años y contó con la vital participación de Elisa Maggi, viuda de Garmendia, quien se encargó de la recopilación de todo el material que incluye 5 relatos inéditos y 34 que fueron publicados de manera dispersa en periódicos, revistas y catálogos.

El prólogo es de Alberto Márquez, quien además fue el responsable del trabajo de corrección. Guillermo Ramos Flamerich, preparó la bibliografía que acompaña la edición y el diseño gráfico fue realizado por Waleska Belisario, de ABV Taller de Diseño. Las fotos de portada pertenecen a Nelson Garrido y la perfecta impresión estuvo a cargo de Javier Aizpúrua, de Editorial ExLibris.

Un merecido homenaje

Todos los involucrados en esta monumental obra coinciden en que se trata de un merecido homenaje a un gran escritor poco conocido por las nuevas generaciones.

Alberto Márquez era “un gran garmendiano” en la década de los noventa. Por esa razón, en 1990 le fue encomendado el prólogo de “Memorias de Altagracia” que publicó Monte Ávila Editores en su colección El Dorado.
“Posteriormente nos hicimos muy amigos, especialmente en sus últimos siete años”.

A Márquez le tocó revisar todo el material impreso que fue incorporado a esta edición de tres tomos: “Se puede pensar que es un trabajo sencillo pero no es así, porque ocasionalmente hay errores de impresión y cuando conseguía alguno consultaba con Elisa Maggi y buscábamos la solución”.

Elisa Maggi o “La Negra” Maggi para los amigos, reafirma esa obsesión de Garmendia por la escritura: “Salvador era muy disciplinado y profesional en su trabajo. Eso le permitía escribir sus cuentos y trabajar en guiones para televisión y radio”.

La viuda del autor tiene grandes expectativas con la publicación de la obra de Garmendia presentada por Fundavag Ediciones: “Estoy muy contenta. Creo que muestra la capacidad narrativa que tuvo Salvador.”

Rompió esquemas

Joaquín Marta Sosa, profesor de Literatura, Miembro de la Academia de la Lengua e integrante del Consejo Editorial de Fundavag, considera que Garmendia está en la cumbre de la literatura venezolana contemporánea. Él rompe con la literatura que se centraba en los procesos sociales, en lo rural y se entierra en la ciudad moderna venezolana”.

En la narrativa de Garmendia, Marta Sosa destaca “lo explícito con soporte poético y semánticamente muy rico. Es el lenguaje de la Venezuela moderna urbana y de sus pobladores, especialmente de la clase media, de la parroquia, del empleado público. En la narrativa venezolana del siglo XX hubo dos grandes cuentistas: Arturo Uslar Pietri y Salvado Garmendia”.

A la hora de escoger tres cuentos de Garmendia, Marta Sosa luego de meditarlo menciona en primer lugar “Tan desnuda como una piedra”, Premio Juan Rulfo 1989; “Tío Lencho” y “El inquieto Anacobero”, publicado inicialmente en El Nacional en 1976 que provocó un escándalo porque varios sectores de la sociedad se sintieron ofendidos.

Para Marta Sosa, de los tres nombrados el mejor es “Tan desnuda como una piedra” donde, señala, “ocurre un verdadero portento: lo relatado es menos importante que aquello que se deja adivinar al lector.”

Federico Prieto concluye señalando que sobran las razones para haber trabajado con pasión en este proyecto que hoy se concreta en los tres voluminosos tomos, “la narrativa de Salvador Garmendia es una de las más valiosas producidas en América y sigue vigente. Estoy totalmente convencido que este aporte de la Fundación Rosa y Giuseppe Vagnoni, se va a convertir en un gran acontecimiento editorial. Cuentos Completos no solo van a facilitar una rápida reconexión de la obra de Garmendia con sus antiguos estudiosos y seguidores sino que, además, permitirá que las nuevas generaciones de lectores y escritores se confronten con una obra compleja, plena de asombrosa imaginación y que está soportada por un extraordinario dominio del lenguaje.”

(Enrique Rondón Nieto)

Condividi: