SOS, una solicitud desesperada de ayuda

mani-di-padre-e-figlia

Buenas tardes no se si alguien leerá este mensaje de solicitud de ayuda, pero la peor tarea es la que no se hace.

Soy Carla Cittón Fiorillo hija de Ida María Fiorillo nacida en Gioia Sannitica Provincia de Caserta Italia el 09 de Septimbre de 1931. Mi madre vino muy joven a Venezuela, aquí se casó y tuvo una hija solamemente que en la actualidad tiene 55 años esa soy yo.

Mi madre desde hace año y medio padece de Alzheimer y tiene una fractura de femur que la mantiene casi imposibilitada de caminar, vivimos en el Centro de Los Teques y como todos los italianos residentes en este país saben la situación por la que se está pasando económica y socialmente, aunado a esto el problema de las pensiones italianas que no termina de resolverse dado que no toman una decisión sobre el cambio a adoptar para cancelarlas por lo que no solo mi madre sino miles de italianos están casi en la indigencia.

A lo mejor pensarán que exagero pero no es así, no todos viven mal. El que tiene negocio o supo invertir ahora vive cómodamente pero los que no sufren penurias para comer y para conseguir medicamentos. Tal es el caso de mi madre que necesita tomar diariamente muchas medicinas debido a su enfermedad y aunque trato de ubicarlas en varias farmacias es casi imposible conseguirlas.

Este es un llamado a todos aquellos italian@s de buena voluntad que deseen colaborar con medicamentos o comida (no estoy pidiendo dinero) para mi madre se lo voy a agradecer, yo soy docente jubilada del Ministerio de Educación y con mi jubilación y la de ella no nos alcanza para poder inclusive que la vea un médico especialista cada tres meses porque o comemos o lo gastamos en medicamentos.

Mi teléfono es 04129707854, para el que quiera conocerla estamos a la orden.

No es justo que luego de una vida de esfuerzo, lucha y trabajo se termine en estas condiciones porque los responsables del Parlamento Italiano no se ponen de acuerdo, solo pido más compromiso con aquellos italianos que puedan ayudar a sus coterráneos a vivir un poco mejor tenderles la mano en esta difícil situación.

Quedo de uds a sus órdenes.

Carla Cittón Fiorillo c:i. 9.008.523

Condividi: