Universidades: industrias de togas y birretes

Pubblicato il 01 novembre 2016 da José Luis Pérez Quintero

jose

Cuando finalicé el estudio Representación Social de la Ciencia en estudiantes de bachillerato en Ciencias de colegios privados del Distrito Metropolitano de Caracas y me encontré con una visión tan alejada de mis ideales sobre la valoración de esa actividad tan importante para el desarrollo, me propuse identificar de qué manera los medios de comunicación y las instituciones productoras y promotoras de la ciencia colaboraban con la apatía hacia la investigación científica como tema de interés y área de vocación.

Es así como a principios de 2016, Andrea Chaneton y yo iniciamos un proyecto cuyo fin es evaluar la divulgación de contenidos científicos en la sociedad venezolana, y que en ese entonces comenzamos con la revisión de las páginas de inicio en internet de todas universidades, institutos y colegios universitarios del país.

Basándonos en la teoría de la Agenda Setting, propuesta por Shaw (1979), y en la jerarquización de las portadas de periódicos explicada por Kayser (1974), generamos un instrumento para el análisis de los contenidos web centrados en la ciencia que tomaba en cuenta exclusivamente los elementos cambiantes del home de las páginas web universitarias.

Nuestro instrumento comprendía cerca de 80 variables, como el tipo de universidad, las dimensiones en píxeles de su página de inicio y partes de la página; el dominio web; la presencia de contenidos no científicos previamente categorizados; las dimensiones, complementos y presentación de los contenidos científicos.

Una vez realizado el análisis, nos encontramos con una situación preocupante: incluso dentro de una institución productora y replicadora del conocimiento, como lo es la Universidad, la ciencia es un contenido ausente, con poco espacio, con poco desarrollo y con pocos complementos.

Mientras la ciencia está oculta, otros tipos de contenido, como la información institucional y la oferta académica son más frecuentes, y entendiendo esa disposición de la información por parte de las universidades desde la perspectiva de la Agenda Setting, parece como si se promoviese a la Academia como una productora de discursos institucionales y de egresados, una máquina de entregar títulos.

Para comparar esos resultados, evaluamos entonces con el mismo instrumento a las diez mejores universidades del ranking mundial Scimago, y presenciamos una realidad totalmente distinta: aunque existían espacios para la oferta académica y la información institucional, el contenido científico se llevaba una buena parte de la extensión del home, lo cual permitía observar que existen alternativas para la promoción de la información universitaria que destaquen más a su producción científica en vez de solo togas y birretes, o mejor dicho, al trabajo científico que conduce a que los estudiantes vistan togas y birretes.

Hoy en día continuamos nuestra búsqueda, ahora centrados en todos los centros e institutos de investigación del país. Falta mucho camino: medios de comunicación, otras instituciones sociales, otros espacios de consumo informativo y revisiones mucho más específicas, pero no faltan ni motivación ni necesidad para hacerlo.

Hablar de películas con científicos o hablar de ciencia con películas

De forma alternativa a nuestro trabajo de investigación, desde el Centro de Investigación de la Comunicación de la Universidad Católica Andrés Bello colaboramos con la difusión de la ciencia a través del proyecto La Ciencia dentro del cine de ficción, el cual es un ciclo de cineforos gratuitos cuyo fin es promover la divulgación científica y tecnológica a través de contenidos audiovisuales de ficción, entendiéndolos como productos de mayor consumo que las publicaciones científicas tradicionales, y por lo tanto, herramientas para una divulgación científica más eficaz.

La segunda temporada del proyecto comenzó el martes pasado y contará, desde noviembre hasta enero, con otras ocho proyecciones en las cuales estarán ponentes tanto de la Universidad Católica Andrés Bello como del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) e incluso del Centro Internacional para la Ingeniería Genética y la Biotecnología (ICGEB, por sus siglas en inglés).

Los invitamos cordialmente a conocer nuestra programación y a asistir. El martes 1 de noviembre, además, estaremos como ponentes los autores de la investigación aquí reseñada, Agenda científica web de las instituciones universitarias venezolanas, comentando su contenido y proyectando la película Spotlight.

joseluisperezquintero
José Luis Pérez Quintero

Magíster en Comunicación para el Desarrollo (UCAB, 2015), Licenciado en Comunicación Social (UCAB, 2011), profesor universitario e investigador interesado en la divulgación científica en entornos formales y no formales.




Ultimi articoli


03 gennaio 2017

Formemos pensadores