Paro de transporte, caos en Caracas

CARACAS – La capital de la República amaneció en el caos por el paro del transporte terrestre y por algunas alcabalas de la Policía y la Guardia Nacional. La mayoría de las líneas de buses de la ciudad acataron la convocatoria. Por supuesto, no faltaron conductores que, por iniciativa propia, prestaran servicio y, en algunos casos, aprovecharan la oportunidad para imponer sus tarifas y especular. No obstante, fue una minoría.

El paro fue convocado por la  Federación Nacional del Transporte. La central exige la liberación de Santos Quevedo Morón, quien fuera arrestado el pasado 3 de junio junto con otros manifestantes mientras participaba en una protesta pacífica contra el gobierno del presidente Maduro

Erick Zuleta, presidente de la Federación Nacional de Transporte, informó que además el gremio pide mayor seguridad para los profesionales del transporte. Estos son son víctimas a diario de robos en sus unidades mientras prestan el servicio.

Zuleta y los otros directivos de la Federación aseguraron que, de no ser escuchadas sus exigencias, convocarán a un paro nacional con el objeto de presionar al Gobierno a que libere al conductor detenido.

La gran mayoría de transportistas que cubren los diferentes sectores de la Gran Caracas se unieron a la huelga. Los usuarios del transporte, en muchos casos, optaron por regresar a sus hogares luego de esperar inútilmente las unidades en las paradas.

El cierre de algunas estaciones del Metro de Caracas, y la presencia de los “murciélagos albinos” alrededor de la sede del Tribunal Supremo de Justicia y en la Avenida Baralt contribuyeron a crear el caos y malestar en los ciudadanos.