La CIDH condena violencia del 30-J en Venezuela

CARACAS – La CIDH denunció el uso desproporcionado de la violencia por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y pidió la inmediata investigación sobre los 16 ciudadanos fallecidos. Entre los muertos se encuentran dos agentes de policía (PNB) y cuatro en grave condición de salud en el estado Táchira, subrayó el organismo.

La Comisión pidió, además, una investigación independiente para cada uno de los casos de muerte registrados durante los comicios electorales para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), así como el debido castigo para sus responsables.

“La Comisión expresa su enérgica condena a los lamentables hechos ocurridos y urge a las autoridades competentes a realizar de manera inmediata las investigaciones correspondientes de manera diligente, efectiva e independiente que conduzcan al juzgamiento y sanción de los responsables y a obtener las medidas de reparación correspondientes a las víctimas y sus familiares”, expresó la CIDH en un comunicado.

El organismo reiteró que ante la grave crisis que atraviesa Venezuela “resulta crucial que estos hechos no queden en la impunidad y que se tomen de manera urgente las medidas necesarias para evitar con la mayor rigurosidad el uso desproporcionado de la fuerza por parte de agentes de seguridad del Estado”, reseñó la agencia de noticias EFE.

La elección de los Constituyentes

Si bien el Consejo Nacional Electoral, al dar a conocer los resultados oficiales de la elección del domingo, dijo que más de 8 millones de venezolanos acudieron a las urnas, la Constituyente ha sido catalogada de “fraude” por la oposición venezolana y por más de 7,5 millones (87%) de venezolanos que desconocieron y rechazaron durante el plebiscito del pasado 16-J, la redacción de una nueva Carta Magna.

Más de 20 naciones han manifestado que no reconocen la Constituyente: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Alemania, España, Francia, Noruega, Reino Unido y Suiza. También la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Parlamento Europeo dijeron desconocer la Constituyente.