Almagro pide sanciones más fuertes para que Venezuela vuelva a la democracia

Almagro: "En Venezuela los electores no tienen garantías. No se puede jugar con el voto de la gente"
Almagro: "En Venezuela los electores no tienen garantías. No se puede jugar con el voto de la gente"
Almagro informó que la OEA le ha prestado sus instalaciones al Tsj designado por el Parlamento venezolano para que pueda cumplir con sus funciones
Almagro informó que la OEA le ha prestado sus instalaciones al Tsj designado por el Parlamento venezolano para que pueda cumplir con sus funciones.

CARACAS – El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, hizo un llamado a aplicar sanciones ‘‘más fuertes y generales’’ al gobierno de Venezuela para lograr restablecer el camino de la democracia. Además, reiteró la necesidad de ejercer presión interna y pidió a la oposición venezolana mantenerse fuerte.

Almagro expresó que las sanciones deberían tener un alcance mayor y abarcar la totalidad del ‘‘régimen’’ que ha colapsado la democracia del país y cuyas consecuencias se ven en la vida diaria del pueblo.

Asimismo, manifestó que el proceso de salida de Venezuela de la OEA aún no ha iniciado, debido a una contradicción interna que existe entre la misión permanente del organismo y la dirección de la Asamblea Nacional de Venezuela sobre la denuncia de la carta interamericana.

Almagro también informó que la OEA le ha prestado sus instalaciones al Tribunal Supremo de Venezuela para que este pueda cumplir con sus funciones y retomar las sesiones.

Con respecto a la fiscal destituida, Luisa Ortega Díaz, comentó que se ha mantenido en contacto con ella; pero que hasta ahora no han acordado una posible colaboración sin descartar que Ortega Díaz pudiera contribuir a las causas que se sigan por violaciones de los derechos humanos contra el régimen de Maduro.

El responsable de la OEA reafirmó su compromiso de seguir hablando por los que no tienen voz en el continente y la defensa de los valores de la democracia y la libertad.