Desigualdad social y exclusión tienen relación con los homicidios por armas de fuego

Nel 2017, stando all’“Observatorio Venezolano de Violencia”, si sono verificati ben 26mila 616 decessi a causa della violenza.
Venezuela tiene la tasa de muerte más elevada del continente latinoamericano y también ocupa el segundo puesto en homicidios generados por armas de fuego.
Venezuela tiene la tasa de muerte más elevada del continente latinoamericano y también ocupa el segundo puesto en homicidios generados por armas de fuego.

CARACAS – En el marco de la campaña Instinto de Vida para la reducción de homicidios, se desarrolló en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) el foro ‘‘Hacia la construcción de una agenda para la reducción de la violencia letal’’, organizado por Acción por la Vida.
En la actividad participaron los investigadores Verónica Zubillaga, Andrés Antillano, José Luis Fernández y Francisco Sánchez, quienes abordaron el tema de la violencia en Venezuela desde distintas perspectivas.
José Luis Fernández fue el encargado de darle inicio al foro y expuso la magnitud del problema de las armas en Venezuela a través de las cifras de cómo ha variado el grado de violencia en el país desde 1999. En los datos presentados por Fernández, se muestra que la tasa de asesinados por armas de fuego se mantuvo alrededor de 50 muertes por cada 100.000 habitantes desde 2004 hasta 2013.
El profesor expresó que sí existen políticas aplicables para disminuir dichas cifras y colocó como ejemplo la prohibición de porte de armas ordenada por el presidente Hugo Chávez durante el 2002, lo que disminuyó la tasa de 40 a 20 muertes por cada 100.000 habitantes.
Además, sostuvo que la exportación de pistolas y revólveres hacia Venezuela aumentó hasta 100 millones de armas para 2014.
Una de las gráficas presentadas indicaba la razón de la presencia de armas de fuego en Venezuela, afirmando que 54,7% (98.747) son armas hurtadas, 38,3% (69.187) son armas robadas, 2,8% (5.004) son armas extraviadas, 2,6% (4.479) son armas incriminadas, 1,0% (1.884) otras y 0,5% (881) no está definido.

Las armas y su sentido en la Venezuela Bolivariana

La socióloga Verónica Zubillaga abordó el tema de la violencia desde el sentido que tienen ellas en la sociedad. Aseguró que ‘‘las armas son objetos que están inflados de sentido’’, pues actúan como ‘‘actores en sí mismos, agentes y actuantes’’.
De igual manera, afirmó que Venezuela no solo tiene la tasa de muerte más elevada del continente latinoamericano, sin haber enfrentado ningún tipo de conflicto bélico, sino que también ocupa el segundo puesto en homicidios generados por armas de fuego.
Zubillaga realizó un análisis de la influencia de los discursos políticos y la incitación a la violencia y tomó como ejemplo al ex presidente Hugo Chávez.
“La revolución es pacífica pero armada”, decía Hugo Chávez Frías. La socióloga asegura que luego de estudiar el discurso político del ex presidente venezolano, esta frase es nombrada en al menos 14 de ellos.
Asimismo, expresó que la militarización de la seguridad viene con discursos políticos que justifican los actos que realizan, tomando como ejemplo la Operación de Liberación del Pueblo (OLP).

Violencia en el estado Bolívar

“No todo lo que mata es oro”, así inició su presentación el profesor Andrés Antillano, sobre su trabajo de la violencia en municipios mineros en el sur del estado Bolívar.
Antillano asegura que los municipios Roscio, Sifontes y El Callao tienen una tasa muy elevada de homicidios provocados por armas de fuego en comparación con los municipios urbanos. “El incremento de esta tasa es bastante reciente, lo que señala que no existe una relación directa unívoca de actividad minera y violencia”, manifestó.
Además, explicó que la relación que existe detrás de esos índices de violencia están ligados a factores sociales (desorganización social, exclusión y desigualdad) e institucionales (al ser la minería la actividad principal se genera mucha renta, pero a su vez mucha desigualdad).
El porcentaje de hogares en situación de pobreza más alto le corresponde a los municipios mineros con 47% para 2011, según cifras de la investigación.
El profesor expresó que a partir de 2010 surgieron “bandas organizadas entre sí”, llamadas sindicatos o bases, que se dedican a regular la actividad minera y el trabajo del minero.
Dichos sindicatos extraen rentas a los mineros a través de la extorsión, controlan las drogas, la prostitución y la compra de oro en las zonas auríferas. Los mineros son víctimas de estas bases.

Madres víctimas de la violencia: caminos a la reparación

El profesor Francisco Sánchez explicó a través de testimonios anónimos como las madres venezolanas son víctimas de la violencia. En todos los casos recopilados por Sánchez, los homicidios han tenido como víctima solo a hombres de sectores populares cuyo objeto causante de muerte son las armas de fuego.
Sánchez destacó lo escaso que es el acceso a “la justicia” y que en caso de encontrarlo, ha conllevado experiencias de amenazas y persecución.
También resaltó el testimonio de una madre que perdió a su hija, en que expresa como la culpa termina siendo de ella por haber criado a una “niña amigable, buena y jovial, en lugar de criar una niña agria, brava y desconfiada”. “El problema fue que ella confiaba mucho en la gente” aseguró la madre de la víctima.
El profesor trabaja en agrupaciones donde el abordaje y acompañamiento individual va en conjunto con la exigencia al Estado de una respuesta. Sánchez afirmó que esto no solo surge como un “artefacto de sanación”, sino como la posibilidad de registrar los sucesos estructurales por los que atraviesa la persona.