Natan Lederman: “Venezuela entró en deprehiperinflación”

Venezuela estaría entrando en una espiral de "deprehiperinflación"
Venezuela estaría entrando en una espiral de “deprehiperinflación”

CARACAS – El término es este: depreiperinflación. Lo dispara el investigador y profesor titular de Economía de la Universidad Metropolitana, Natan Lederman. Un proceso que provoca que la caída del ingreso per cápita acumulada sea de 50% desde 2014, sin dejar de lado el estimado para el cierre de 2017, “lo que hace insostenible el nivel de vida en el país”. El portal El Estímulo lanzó una entrevista hoy con Lederman. Los procesos de hiperinflación no se sostienen por más de un año, ha garantizado. Solo Angola la vio por tres años.

“La inflación mensual se ha ido acelerando en los últimos meses a medida que ha ido aumentado la liquidez monetaria, afectando a su vez el tipo de cambio paralelo que influye en las expectativas inflacionarias del público, haciendo que disminuya la demanda de dinero y aumente su velocidad de circulación”, aclaró el experto.

Deprehiperinflación: ¿de qué va el concepto?

Según el despacho de El Estimulo, “esto es que a medida que la emisión monetaria aumenta de un modo cada vez más acelerado en esa misma medida las expectativas son cada vez menos adaptativas, es decir, basadas en el comportamiento pasado de la inflación haciendo que las expectativas corrientes estén más ajustadas al ritmo de la emisión monetaria, provocando una mayor aceleración de la inflación”.

Según el FMI, la tasa de inflación se ubicará al cierre de 2017 en 1.600%. Recién el Gobierno ha decretado el quinto aumento de salario mínimo del año. El BCV, de su lado, acaba de ejecutar un proceso de drenaje de liquidez. La República ha honrado a contrapelo sus compromisos de deuda, pero analistas al tanto dicen que le default será inevitable en 2018. Los precios del petróleo no rebasarán los 50 dólares por barril, según expertos muy reputados.

“Si esta tendencia persiste la inflación puede superar el 50% mensual actual. Si esa cifra se mantiene de manera recurrente durante todo el año, eso equivaldría a una inflación anual cercana al 13.000%. De esa forma se ubicaría en niveles similares a los que alcanzó Zimbabwe en 2008, cuando a mediados de julio de ese año se ubicó en 2,2 millones por ciento”, aseveró Lederman.

Condividi: