La creatividad se desarrolla

La creatividad es el punto de encuentro entre imaginación y realidad, la puerta tanto hacia nuestras emociones como hacia nuestro conocimiento; es un derecho fundamental del niño y una responsabilidad de los padres. La creatividad es la forma de expresarse uno mismo, es buscar múltiples soluciones a un problema.

El desarrollo de la creatividad tiene que ver con el propio desarrollo del cerebro y las múltiples conexiones que se van formando en los primeros años de vida, estas conexiones dependen en parte de la genética y en parte de las experiencias que tenga el niño en esos primeros años de vida.

El cerebro es un órgano maleable, susceptible a manipulaciones que permiten cambiar su configuración y potenciar su capacidad de respuesta en cualquier edad, sin embargo, es en la infancia cuando el cerebro tiene mayor capacidad de desarrollo, por lo que será la edad perfecta para estimularlo, el niño es mucho más receptivo a los estímulos y tiene una gran capacidad de imaginación que aún no está limitada por el conocimiento ni la racionalidad que impone la sociedad. El niño es por naturaleza un ser creativo, sin embargo esa creatividad tendrá pocas manifestaciones si no se desarrolla en un clima adecuado, con condiciones favorables para la creación.

El sistema educativo tradicional relega a un segundo o tercer plano el desarrollo de la creatividad, estando por delante el aprendizaje , en la mayor parte de los casos mediante la memorización de un sinfín de conceptos. En la mayoría de los centros educativos, el juego y la creatividad aparecen una vez que se ha cumplido con “el deber”, quedando muy poco tiempo para ellos. A medida que se asciende en el sistema educativo cada vez hay menos lugar para la expresión artística.

 

El arte para los niños es un medio de expresión de sus pensamientos, sentimientos e intereses y nos muestra el conocimiento que poseen sobre el ambiente. El niño se desarrolla en interacción con el ambiente que le rodea. La pintura, el dibujo o la construcción, constituyen un proceso constante de asimilación y proyección de elementos del ambiente. También el arte cumple una función importante en el desarrollo de la identidad.

La expresión artística es la verdadera expresión del yo, el niño se expresa de acuerdo con sus propias experiencias personales. A través de sus creaciones, el niño se identifica consigo mismo y, posteriormente, con los demás. Expresar a través del arte los propios sentimientos y emociones es una fuente de satisfacción para los niños y aumenta su confianza.

Como padres es conveniente que nos planteemos si estamos dando a nuestros hijos un espacio para que desarrollen su creatividad. Debemos tener en cuenta la importancia que tiene en el desarrollo integral de nuestros hijos y debemos promover un espacio libre donde el niño haga lo que desea.

El juego. Jugar con nuestros hijos puede servir de mucho a la hora de potenciar la creatividad, promoviendo el uso de la imaginación y no limitándola por lo que creemos que es correcto. Sin imponer reglas, esperando que sea el niño quien dirija nuestra imaginación.

Las Artes el dibujo y la música son excelentes actividades para el desarrollo de la sensibilidad y en consecuencia de la propia creatividad.

La libertad de expresión. La creatividad se manifiesta a través de la comunicación, no debemos criticar las ideas de los niños, ni sus puntos de vista, por el contrario debemos estimular a que tenga sus propias ideas sobre las cosas aun cuando no las compartamos.

Si queremos que nuestros hijos sean adultos capaces de enfrentar situaciones y responder ante ellas con eficacia, si queremos que sean capaces de tener ideas originales que logren cambiar el mundo, es necesario que empecemos cuanto antes a cultivar la semilla de la creatividad.

Stefania Aguzzi

@stefaniaaguzzi