Fiascalía de EEUU incauta 1.8 millones de dólares, un avión y dos yates

Para la Fiscalía norteamericana fue "un gran trabajo de la (Drug Enforcement Administration) y los investigadores que trabajaron en el caso”
Para la Fiscalía norteamericana fue "un gran trabajo de la (Drug Enforcement Administration) y los investigadores que trabajaron en el caso”
Para la Fiscalía norteamericana fue "un gran trabajo de la (Drug Enforcement Administration) y los investigadores que trabajaron en el caso”
Para la Fiscalía norteamericana fue “un gran trabajo de la (Drug Enforcement Administration) y los investigadores que trabajaron en el caso”

CARACAS –  La Fiscalía de los Estados Unidos incautó un avión, dos yates y más de 1.8 millones de dólares a dos venezolanos que admitieron haber participado en lavado de dinero.

Un avión Raytheon Hawker 800, un Ferretti Yacht de 100 pies 2014 denominado “Navigante” y un Pershing Yacht 2015 de 82 pies llamado “Panacea” estaban entre los activos comprados por los venezolanos Hjalmar Gibelli-Gomez y Fabrizio Della Polla De-Simone, según detalló la Fiscalía.

De acuerdo a un documento presentado el 22 de diciembre en el Tribunal Federal de Distrito de St. Louis, ambos admitieron haber cometido lavado de dinero. Además, agregaron que los activos fueron comprados con ganancias provenientes de un esquema ilegal para intercambiar moneda venezolana por dólares en el mercado negro.

Stephen Casey, asistente del fiscal federal, se negó a profundizar en los detalles del caso, pero reconoció el trabajo de investigadores que trabajaron en él. Según informó el diario norteamericano St. Louis Post-Dispatch, Casey expresó:

“Este fue un gran trabajo de la (Drug Enforcement Administration) y los investigadores que trabajaron en el caso”.

Facturas falsas

Los fiscales dijeron que Della Polla era dueño mayoritario de una granja avícola y Gibelli es el presidente de una compañía de seguros (La Internacional de Seguros, que para el año 2015 era su vicepresidente). La publicación manifiesta que Della Polla presentó facturas falsas e infladas en valor por más de 11 millones de dólares a través de la compañía de Gibelli para obtener dólares a la tasa de cambio preferencial venezolana.

Según la información, entre octubre de 2011 y abril de 2015, se conectaron $173 millones en una cuenta en el banco Wells Fargo Advisors con sede en St. Louis, y se conectaron $160 millones, distribuidos entre más de 650 transferencias electrónicas.

Gibelli compró el avión por $1,8 millones en julio de 2012, utilizando fondos de la cuenta de Wells Fargo y luego pagó $130.000 a una compañía de Florida para registrarlo a su nombre.

También usó un monto por $2.8 millones de Wells Fargo y $4,5 millones de otra cuenta en 2013 y 2014 para comprar el Navigante, mientras que Della Polla pagó $6,8 millones por la Panacea en 2014.

El yate denominado “Panacea” fue incautado en Miami el 28 de octubre de 2016 y “el navigante” fue rastreado por los investigadores en la isla de Bonaire el 11 de septiembre de 2017.

Lilly Ann Sánchez, abogada en Miami y con experiencia de 12 años como fiscal federal, dijo que los casos de confiscación como el de St. Louis se han tornado muy comunes a raíz de la crisis financiera venezolana y debido al control de cambio en el país.

Además, aseguró que hay muchos casos de confiscación archivados en las principales ciudades de Florida, Texas y Nueva York conectados a un gran número de venezolanos.