Venezuela extiende cierre de frontera y causa malestar en Holanda

 

El vicepresidente Tareck El Aissami exhortó a realizar una reunión de alto nivel entre las autoridades venezolanas y las de las islas
El vicepresidente Tareck El Aissami exhortó a realizar una reunión de alto nivel entre las autoridades venezolanas y las de las islas

CARACAS – En la madrugada de este martes nueve de enero, el vicepresidente ejecutivo Tareck El Aissami informó a través de su cuenta en la red social Twitter, que el presidente Nicolás Maduro tomó la decisión de extender la suspensión de tráfico, tanto aéreo como marítimo, en la frontera con las islas holandesas Aruba Curazao y Bonaire por un tiempo indefinido.

El vicepresidente exhortó a las autoridades de estas islas a realizar una reunión de alto nivel para definir un plan de acción “que combata a las mafias que se roban nuestros bienes, y contrabandean impunemente materiales estratégicos”. Además calificó este hecho como un acto en procura del resguardo de la soberanía nacional y seguirán avanzando en la diplomacia bolivariana de paz.

Esta suspensión de tráfico con las islas más cercanas a Venezuela está vigente desde el viernes cinco de enero cuando el presidente Nicolás Maduro anunció la medida que duraría 72 horas. En esa oportunidad el presidente denunció que una serie de mafias contrabandean oro, coltán, diamantes y alimentos desde Venezuela a estas islas donde todo este material ilegal termina siendo legalizado.

Reacciones al otro lado de la frontera

El Gobierno holandés no tardó en responder este mismo martes a la extensión del “bloqueo venezolano a sus islas en el Caribe” anunciado por El Aissami. Un portavoz del ministerio de Exteriores calificó como decepcionante que su Gobierno no haya sido informado formalmente de la medida. Aseguró también, que se encuentran en conversaciones con Caracas para buscar revertir este hecho.

El día anterior había sido el primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, quien expresó su pesar por la decisión unilateral del Gobierno venezolano de cerrar las fronteras. Afirmó que esta medida entra en conflicto con la búsqueda de unas relaciones de buena vecindad que hasta ahora se habían mantenido entre Venezuela y las islas caribeñas. Aseguró que vigilaría de cerca esta situación y tomaría medidas si fuera necesario.