Anauco se le planta el Gobierno en el asunto del desabastecimiento

“El Estado tiene que hacer todo lo necesario para que estos derechos se puedan materializar a pesar de estar sumergidos en una crisis económica”, aseguró Parilli.
“El Estado tiene que hacer todo lo necesario para que estos derechos se puedan materializar a pesar de estar sumergidos en una crisis económica”, aseguró Parilli.

 

CARACAS – “Roberto León Parilli, presidente de la Asociación Nacional de Consumidores y Usuarios (Anauco), indicó que el gobierno nacional debe garantizar la seguridad alimentaria y el derecho a elegir bienes y servicios de calidad para todos los ciudadanos”, se lee en un despacho de hoy del diario El Nacional.

Desde mediados de 2015 el barril de petróleo cayó a un margen que no ha rebasado los 45 dólares. Esto ha agudizado la escasez de alimentos y medicinas. La inflación cerró 2017 en 2.700% y desde octubre el país entró en una espiral de hiperinflación que amenaza con remontar hasta 30.000% al cierre de 2018, según analistas al tanto.

El Estado como garante

“El Estado tiene que hacer todo lo necesario para que estos derechos se puedan materializar a pesar de estar sumergidos en una crisis económica”, aseguró Parilli. El Gobierno –a su juicio- solo ataca las consecuencias y no las causas de problemas como inflación y baja producción.

“Las importaciones de bienes esenciales cayeron 28,1% en julio reporta el banco de inversión Torino Capital en su informe semanal Venezuela: Consecuencias imprevistas”, dice una nota de Efecto Cocuyo de fines de 2017.

El despacho agrega que: “De acuerdo con los cálculos de esta firma, esta tasa es similar al recorte promedio de los primeros seis meses del año, que se ubicó en -30,8% y demuestra que: ‘La recuperación registrada en junio de las compras externas era temporal’. Destacó que esta recuperación obedeció a los efectos de la campaña para las elecciones de la Constituyente”.

León Parilli, quien por años ha venido monitoreando las garantías de los derechos de los consumidores, y ha sido un rudo crítico también de la empresa privada (como las operadoras de TV por suscripción, por ejemplo), remató diciendo que: “Las fiscalizaciones y supervisiones no resuelven un problema tan profundo como el que se vive en Venezuela. Causan que se aleje la inversión”.