El musical infantil Juego+Canto+Coexisto conquistó el corazón de los niños en la UCV

holocausto

CARACAS. – Una magnífica ocasión para el disfrute tuvieron los adultos y niños que plenaron el Aula Magna de la UCV el pasado domingo 28 de enero a las 11 am para asistir a la presentación del musical Canto+Juego+Coexisto, producido por Espacio Anna Frank. En este vistoso espectáculo, mediante el rescate de valores como el respeto, la responsabilidad, la solidaridad, la cooperación, entre otros, el Reino del Garabato dejó de ser gris y desordenado para convertirse en un lugar brillante y luminoso, ofreciendo un inolvidable aprendizaje que 40 adultos, adolescentes y niños en escena transmitieron con sus voces y sus pasos de baile.

A las diez de la mañana, en los denominados “Puntos de Paz”, los niños asistentes al evento intercambiaron sus juguetes bélicos (soldaditos, pistolas, tanques, etc.) por el CD del musical Canto+Juego y Coexisto. Aquellos pequeños que no llevaron juguetes, dibujaron o escribieron un mensaje por la paz para participar en el canje, como símbolo de la renuncia explícita a la violencia.

holocaustoLuego de las once, el acto programado comenzó en el Aula Magna con palabras del profesor Luis Jiménez, coordinador del Área Educativa de Espacio Anna Frank, quien destacó que la misión de la organización es educar sobre la importancia de la coexistencia. Recordó además que la programación In Memoriam de la ONG –que este año, al igual que en su edición previa, se centró en un espectáculo musical infantil– se realiza en el marco de la Resolución 60/7 de la Organización de las Naciones Unidas, que designó el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto.

De seguidas, los embajadores de Alemania e Italia, Sr. Stefan Herzberg y Sr. Silvio Mignano, junto al jefe de Misión de la Embajada de Suiza, Didier Chassot, transmitieron un mensaje de paz y esperanza contra la injusticia, la xenofobia y el genocidio, para que hechos tan terribles como el Holocausto no vuelvan a repetirse y, muy especialmente, para enseñarle lo sucedido a las nuevas generaciones y mantener vivo en ellos el recuerdo de las víctimas asesinadas. “Que las tanquetas de la guerra se conviertan en campanas por la paz”, dijo el embajador Mignano.

holocausto
De Izq. a derecha, Embajador de Italia Sr. Silvio Mignano; Jefe de Misión de la Embajada de Suiza, Didier Chassot y el Embajador de Alemania Sr. Stefan Herzberg

El entusiasmo invadió el auditorio desde las primeras notas del musical. Mario Sudano, en su papel del Rey Garabato y Mercedes Benmoha, como su asistente Anti, hicieron reír a grandes y chicos con sus diálogos, mientras los músicos y los jóvenes cantantes en escena interpretaban diez temas sobre los valores compuestos por Anita Katz. Estas simpáticas piezas, que nos enseñan a ser cada día mejores como seres humanos y ciudadanos, contaron con la participación del Coro Infantil y Juvenil de la UCV y Producciones “A Voces”, música de Pablo Escalona, bajo la dirección musical y coral de Magda Albarracín, la dirección de escena de Mario Sudano y la producción de Espacio Anna Frank.

 

La entrada para el evento fue gratuita y el público respondió masivamente colmando el recinto de las Nubes flotantes de Calder con un cálido y largo aplauso al finalizar la función. Sin duda, obras como esta que rescatan valores como la amistad, la superación y la cooperación, son esenciales en la formación de nuestros niños.

Espacio Anna Frank es una organización privada, sin fines de lucro, creada por iniciativa de un grupo de venezolanos deseosos de ofrecer un foro público para promover la aspiración legítima de todos los seres humanos de convivir en libertad y armonía. Su aspiración es difundir el conocimiento de culturas distintas y distantes de la nuestra, lo mucho que tenemos en común a pesar de las diferencias y los logros de la interacción en beneficio de las artes y las ciencias.

Condividi: