Maduro aplica severas sanciones a 24 efectivos de la FANB

La suspensión de relaciones comerciales se aplicará por 90 días a las nuevas 50 empresas agregadas a la lista
La suspensión de relaciones comerciales se aplicará por 90 días a las nuevas 50 empresas agregadas a la lista

CARACAS – No hay quien entienda. El fenecido mandatario, Hugo Chávez, fue en contra de toda nuestra historia castrense para dar beligerancia política a los militares. Pero si piensan contrario al Gobierno…  Sencillamente pasa esto, el presidente Maduro expulsó y degradó de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a 24 militares. ¿Por qué? Sencillo: manifestaron públicamente su descontento con el régimen.

En la Gaceta Oficial del 28 de febrero figura la decisión. El texto dice que la sanción es por “haber intentado por medios violentos cambiar la forma republicana de la nación”. Hay que ver ahora quiénes son estos oficiales, qué puesto ocuparon en su promoción, etcétera.

Desequilibrio y zozobra

Se les señala de “haber creado un estado de desequilibrio y zozobra, de haber atentado contra la libertad y por hacer uso indebido y desproporcional de armas de guerra poniendo en peligro la independencia y soberanía de la nación”. Nada está claro. ¿De quién habla? ¿A qué sucesos se refiere el texto?

Hay 13 personas con altos cargos dentro de la FANB acá: Raúl Isaías Baduel, preso desde 2009; Antonio Rivero, dirigente de Voluntad Popular en el exilio; Herbert García Plaza, ex ministro de Alimentación y el capitán Juan Caguaripano. Para nadie es un secreto que entre los militares hay fichas descontentas. Incluso, la reportera especializada en la fuente militar, Sebastiana Barráez, ha dicho que hay hambre en los cuarteles.

Pérdida del grado y de las condecoraciones nacionales. Nada menos implica la sanción sobre estos 13 efectivos. Para el resto se ordenó su expulsión de la FANB. No huele bien adentro de la milicia. Teodoro Petkoff, un dirigente de izquierda emblemático en el sub continente, ha ironizado hace no mucho:

“La FANB está tan arrodillada, que si nos declara la guerra Aruba, pues sencillamente nos gana”.