Argentina flexibiliza normas para el ingreso de migrantes venezolanos

Padre e figlio salutandosi all'aeroporto
Il deputato Francisco Sucre ha assicurato che nelle proiezioni delle Nazioni Unite a fine del prossimo anno i venezuelani all’estero, legalmente o illegalmente, potrebbero essere 10 milioni.

CARACAS – Como en otros países de la región, el ingreso de migrantes de Venezuela que escapan de la profunda crisis socioeconómica que azota su nación se disparó en los últimos años en Argentina. La mitad de solicitudes de residencia se complica porque los emigrantes no obtienen del Gobierno los documentos necesarios en los plazos establecidos, como la constancia de carencia de antecedentes penales.

Esta situación llevó al Gobierno argentino a flexibilizar las normas para la radicación de ciudadanos de Venezuela, expresó recientemente el titular de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), Horacio García.

“Este hecho era ajeno a la voluntad de la persona que quería radicarse, era una eclosión administrativa, una explosión administrativa que tenía el estado venezolano”, indicó García.

Según estadísticas de la DNM, los ciudadanos de Venezuela fueron el año pasado los terceros en obtener más radicaciones en Argentina, desplazando de ese puesto a los ciudadanos de Perú, una histórica comunidad inmigrante del país austral.

De acuerdo con datos oficiales, en 2017 Argentina otorgó la residencia a 31.167 venezolanos, cifra que muestra un significativo aumento con respecto a las 1.510 del año 2011. En lo que va del año, unos 10.000 venezolanos ingresaron a Argentina.

De país de inmigrantes a país de emigrantes

Venezuela se caracterizaba por no tener vocación emigrante. Los datos registrados en los censos nacionales muestran las olas migratorias que llevaron a españoles, colombianos, italianos y portugueses a liderar las colectividades que se asentaron en el país. Actualmente, esta característica ha ido cambiando. La migración de venezolanos empezó a manifestarse en importancia de números en la década de los 90, pero es entre 2016 y 2017 cuando se produce la mayor salida  hacia el mundo.

Las sobreestimaciones ubican que alrededor de 4 millones de venezolanos han salido del país. Sin embargo, los datos duros, levantados por organismos internacionales y expertos nacionales no avalan estas cifras.

De acuerdo con el informe más reciente de la Oficina Internacional de Migraciones, organismo de la ONU, el volumen de venezolanos que viven fuera del país es aproximadamente de 1 millón 622 mil 109 personas. Estos datos no incluyen a los que tienen condición de refugiados y han solicitado asilo.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del Venezolano registra que en 8% de los hogares se reporta que al menos una persona, en los últimos 5 años, se ha marchado a otro país. Estos hallazgos y otros datos de la ONU permiten calcular 1 millón 421 mil migrantes.

¿Cómo se calcula la cantidad de migrantes?

Los censos de población, registros de entradas y salidas, registros de población, permisos de residencia y encuestas en los hogares, son los datos que se toman en cuenta para medir la cantidad de migrantes.

Las encuestas de opinión pública han reportado hasta 4 millones de migrantes, pero estas no son consideradas en el país como un método fiable de medición. Una de las razones es la posibilidad de subregistro. Puede ocurrir que no exista medición de aquellos que tienen doble nacionalidad y no ingresan a esos países con la nacionalidad venezolana.

¿Quiénes son los que migran?

El migrante venezolano es mayormente profesional, aunque se estima que 12% de los que se marchan pertenecen a los estratos más bajos
El migrante venezolano es mayormente profesional, aunque se estima que 12% de los que se marchan pertenecen a los estratos más bajos

De acuerdo con un estudio de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, el migrante venezolano es mayoritariamente profesional, aunque ya se estima que el 12% de los que se marchan pertenecen a los estratos más pobres.

Estos datos arrojan que predomina el componente masculino (50.7% vs 43,9%) y se trata de una población en edad de trabajar (88% se ubica en edades de 15 a 59 años).

Migración Forzosa

De acuerdo con las expertas venezolanas, Anitza Freites (UCAB) y Magaly Sánchez (Princeton), la migración venezolana en la actualidad es forzosa. Aunque el país no se encuentra en un conflicto bélico, la población se ha visto obligada a abandonar el país para evitar la violencia, para buscar trabajo y encontrar mejores oportunidades y calidad de vida.

A pesar de estas condiciones, el sistema internacional no percibe a los venezolanos como seres dignos de protección estatal. No los ubica en una categoría cuyo estatus determine derechos y obligaciones y conlleve a responsabilidades de protección. En ese sentido, no están protegidos en contra del retorno involuntario como sucede con los refugiados.

Freites explicó:

“El sistema internacional reconoce a los refugiados y los solicitantes de asilo como una categoría de personas que ameritan de protección estatal porque se perciben como victimas sin capacidad de actuar. Por el contrario, las personas que migran forzosamente, huyendo de sus países debido a la situación de pobreza, la falta de oportunidades o por desastres naturales, quienes deciden no permanecer en su lugar de origen para morir de inanición y buscan en la opción migratoria la oportunidad para mejorar su situación no son considerados dignos de protección estatal”.

Los venezolanos que emigran son…

¿Refugiados?

Los refugiados “son personas que residen fuera de su país, y no pueden volver por temor de persecución (raza, religión, nacionalidad, opinión política)”.

Las personas que solicitan asilo y les es otorgado pueden  pasar a ser refugiados del país que los acoge. Sin embargo, cada Estado define quiénes encajan en la categoría de refugiados y quiénes son competentes de recibir asilo.

De acuerdo con la Agencia de la ONU para los Refugiados, en el caso de Venezuela alrededor de 100 mil solicitudes de asilo fueron iniciadas entre el 2014 y el 2017. Estados Unidos es el país que mayor cantidad de solicitudes de asilo ha recibido con 46.248. Le sigue Brasil con 22.247 solicitudes, de las cuales 17.865 corresponden a 2017.

¿Expatriados?

Para Acnur, el término expatriado se refiere a una categoría económica. Son aquellas personas que salen de su país por razones laborales.

¿Migrantes?

“A nivel internacional no hay una definición universalmente aceptada del término ´migrante´. Este término abarca usualmente todos los casos en los que la decisión de migrar es tomada libremente por la persona concernida por ´razones de conveniencia personal´ y sin intervención de factores externos que le obliguen a ello. El término se aplica a las personas y a sus familiares que van a otro país o región con miras a mejorar sus condiciones sociales y materiales y sus perspectivas y las de sus familias”.

¿Exiliados?

El exilio es un fenómeno vinculado a la esfera política. “Es un mecanismo de exclusión institucional destinado a revocar el pleno uso de los derechos de ciudadanía y, más aún, prevenir la participación del exiliado/a en la arena política nacional”.

El migrante venezolano puede ser refugiado, expatriado o pertenecer a alguna otra categoría. En general se les considera migrante, aunque el término no tiene una definición universal.

Destinos frecuentes

Los países que han recibido mayor cantidad de venezolanos en los últimos años son Colombia, Estados Unidos y España. Sin embargo, el informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reporta cambio en los flujos migratorios. Ahora hay más migrantes que van hacia Argentina, Chile, Perú, Ecuador.

De los 15 destinos en donde se concentra la migración venezolana, tres son europeos (España, Italia y Portugal) y el resto se ubica en América.

Karen Valero