Cesta petrolera venezolana muestra leve recuperación

El precio de nuestro barril cerró esta semana en 58.03 dólares. Expertos de alto nivel habían dicho que no pasaría de 45 dólares al menos en dos años. El leve ascenso es recibido con optimismo.
El precio de nuestro barril cerró esta semana en 58.03 dólares. Expertos de alto nivel habían dicho que no pasaría de 45 dólares al menos en dos años. El leve ascenso es recibido con optimismo.

 

CARACAS – La cesta petrolera de Venezuela se colocó en un promedio de 367,34 yuanes (58,03 dólares) por barril. Lo anterior implica una caída de 6,62 yuanes en relación con los 373,96 (59,07 dólares) registrados la semana pasada. El Ministerio para el Petróleo se encargó de divulgar la información.

Desde mediados de 2015, el precio del barril cayó a mínimos históricos, al rozar un piso de 20 dólares. Durante el boom petrolero que Hugo Chávez tuvo entre manos, el barrio estuvo incluso en 120 dólares, lo cual es un escenario soñado para cualquier mercado.

Al cierre de esta semana, en una base de cambio de 6,33 yuanes por dólar, la cesta descendió 1,04 dólares y promedió 58,03 dólares esta semana. Expertos como Efraín Velázquez, presidente del Consejo Nacional de Economía, habían dicho que se esperaba que el barril no pasara de 45 dólares, al menos en dos años. No es un repunte muy significativo, pero ha sido recibido –no obstante- con optimismo. El crudo venezolano cerró febrero con una cotización de 367,36 yuanes por tonel.

Monaldi: repuntará en la próxima década

Hace poco, el experto petrolero de la Universidad de Rice, Francisco Monaldi, concedió una entrevista a La Voce d’Italia. Esto fue lo que dijo sobre el asunto:

-Expertos como Ibsen Martínez o Efraín Velázquez han vaticinado al menos un par de años más en los cuales no veremos un alza en el precio del barril…

-Yo coincido con ellos. A menos que haya un evento geopolítico muy importante en el Medio Oriente…

-Una guerra, por ejemplo…

-Correcto. Se han dejado de hacer toneladas de inversiones petroleras en el mundo. En África, en Brasil, por supuesto en Venezuela, también en Canadá, por esto de los precios en baja. Esto en unos años podría comenzar a generar falta de oferta, y que los EEUU no puedan cubrir completamente esto. Pero, en todo caso, no veo que suba el precio del barril en dos o tres años.

-Sería algo muy raro…

-Exacto. Sería un evento improbable, producto de algún evento geopolítico. Ahora, dicho esto, hay que comentar que algunas personas piensan que el petróleo nunca más va a subir. Eso no lo podemos saber. Es muy impredecible. Pero estoy seguro que en la próxima década volverá a haber un ciclo de precios altos, si bien puede que no tan altos como el último boom. Pero no lo veo, al menos, en los próximos dos o tres años.

En cuanto a la cesta de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) podemos decir que cerró esta semana en 62,45 dólares; 1,49 dólares menos que la cotización de hace siete días.

El precio del barril West Texas Intermediate (WTI), de referencia en Estados Unidos, bajó 1,11 dólares y cerró en 61,54, mientras que el marcador europeo Brent cayó 1,51 dólares y promedió 64,73. La cesta venezolana suele estar unos diez dólares por debajo del Brent, por lo general.

Miembro principal del Directorio de Petróleos de Venezuela (1996-1999) y Director de la Corporación Venezolana de Fomento (CVF) para el lapso 1969-1973, el doctor José Toro Hardy explicó recién a La Voce d’Italia por qué ahora el barril roza los 60 dólares:

-Entre otras cosas, una explicación es la misma caída de nuestra producción petrolera. Los mercados perciben que la OPEP está respetando las cuotas de producción. Pero no es la OPEP la que está recortando. Quien está asumiendo el sacrificio de la mayor parte de ese recorte es Venezuela. Nuestra producción cayó en 2017 en 649 mil barriles diarios (bpd). Hoy está en 1 millón 621 mil bpd. Pero cayó en un solo año en 649 bpd. Para entender la magnitud de la caída voy simplemente a citar una cifra. Desde la nacionalización (1975) el país tardó 20 años en lograr aumentar su producción en 650 bpd. Eso fue lo que el Gobierno logró que cayera en un solo año.