Nariz femenina de Hendrick’s gana “Destilador del año”

Lesley Gracie es la creativa detrás del elixir de rosa y pepino de la familia Grant

CARACAS.- World Gin Awards otorgó el premio “Destilador del Año 2018” a la maestra destiladora de la ginebra Hendrick’s, Lesley Gracie. Así lo informó recientemente el editor de la revista Gin Magazine y presidente de Icons of Gin, Sam Coyne. “Ha sido un verdadero placer recompensar a aquellas personas, productos y compañías de la industria de la ginebra que han fortalecido a este destilado”, exclamó el editor.

Lesley Gracie es inglesa, graduada de química en la Universidad de Hull, en Yorkshire, Inglaterra; tras laborar como farmacéutica durante 12 años, aplicó para una vacante de químico de destilería en la empresa William Grant & Sons, los creadores de los peculiares whiskies Glenfiddich y Grant’s que cautivan por el sabor y las credenciales líquidas de sus maestros. Allí, con los innovadores escoceses de la familia Grant, inició su camino inusual hasta convertirse en la creadora de la ginebra súper Premium Hendrick’s. Todo inició cuando la familia le presenta peculiares alambiques, de épocas distintas y le proponen crear el más delicioso e inigualable elixir entre los destilados blancos.

“Hendrick’s es realmente única. Nuestra bebida revolucionó el mundo de la ginebra cuando salió al mercado en el año 2000. La combinación de dos estilos de destilación y su receta de once elementos naturales, en donde entran el pepino y las rosas, garantizan un sabor balanceado, reconocible y único en su estilo. No hay que agregar mucho más, bastar que el producto hable por sí mismo al probarlo”, señaló Lesley Gracie, quien también es considerada por Spirits Challenge como una de las narices más finas de la industria de licores.

Con el galardón “Destilador del Año” Lesley fue recompensada por una brillante carrera y por la creación de Hendrick’s gin, la más inusual  ginebra. Esta marca catapultó el renacimiento de la ginebra, su aparición ayudó a toda la categoría a volver a estar en el bar.

Según data de la empresa William Grant & Sons, sólo en 2017 se vendieron más de un millón de cajas de 9 litros de Hendrick’s Gin, lo cual sorprende considerando el delicado y complejo proceso de producción de este destilado, casi artesanal. Virginia La Cruz, gerente de marca dedicada a Venezuela, explica que la producción es limitada, en lotes minúsculos, casi artesanal, por lo cual se comercializa en apenas 50 países y en locales cuidadosamente elegidos en donde la gerencia valora la coctelería, es muy exclusiva.

Hendrick’s gin está disponible en Venezuela solamente en la Isla de Margarita específicamente en tres tiendas Prolicor (Conejeros, Terranova y Playa El Angel), tres bodegones SIGO (Parque Costa Azul, Sambil, CC La Vela), dos selectos hoteles y en menos de diez restaurantes en donde la gerencia se preocupa por servir un perfecto Hendrick’s&Tonic como Portarossa (Pampatar), 0295 Bistro Gastro Bar (Pampatar) o Guillermina (La Asunción).

Cuando las ganas se juntan

Aproximadamente en 1991 comienza la aventura de Lesley Gracie. Recuerda que Charles Gordon, el bisnieto de William Grant -fundador de las destilerías de William Grant & Sons- fue quien la reclutó como químico de destilería en su afán por inventar un elixir particular, con sus muy diferentes y antiguos alambiques.

Finalmente, en 1999 Gordon y Lesley consiguieron una ginebra suculenta y realmente peculiar utilizando dos alambiques: el Carter-Head y el Bennet, combinados con una extraña mezcla de elementos botánicos afianzados por la curiosa infusión de rosa y pepino, y contra todo pronóstico, ambos excéntricos consiguieron una extraña perfección que llamaron HENDRICK’S GIN, la cual robó el corazón a la mayoría de los bebedores de ginebra e incluso sedujo a los consumidores de otros destilados blancos súper Premium..

Hay que mencionar que Lesley es una de las apenas cuatro personas en el mundo que conocen la receta específica de la ginebra Hendrick’s. La maestra destiladora continúa experimentando con ingredientes maravillosos que buscan sorprender las papilas gustativas de exigentes y exploradores paladares. También efectúa viajes para descubrir sabores nuevos, raros y deliciosos para destilar y beber. Una de estas aventuras creativas tomó como escena la selva de Venezuela hace un par de años.

“Yo disfruto profundamente mi trabajo y la flexibilidad que tengo para experimentar con nuevos ingredientes y recetas. Supongo que ese placer al trabajar y la emoción de lo incierto, es por lo que quiero ser recordada”, comentó Lesley.