PDVSA en declive: producción cayó 3.27% en febrero

Atardecer con pozos petroleros en el horizonte
El presidente Nicolás Maduro, ordenó a Quevedo buscar ayuda internacional para recuperar la producción petrolera en un millón de barriles por día

CARACAS – La producción de Petróleos de Venezuela (PDVSA) mantuvo su declive en Febrero de 2018, tras cerrar en 1.586.000 barriles diarios (b/d). Esto representa una caída de 183.000 b/d (3.27%) con respecto al mes de enero y de casi dos millones de barriles desde el año 1999, cuando registró un promedio de 3.500.000 b/d.

Estas cifras están fundamentadas en datos de fuentes secundarias recogidas en el informe sobre el mercado mundial del crudo publicado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Según expresó el economista Francisco Monaldi en Twitter, el descenso en la producción de PDVSA ha sido sostenido en los últimos tres años. En 2015 promedió 2.654.000 b/d; 2.373.000 b/d en 2016; luego 2.072.000 b/d en 2017 y un bajón de casi 500 mil barriles diarios hasta febrero de este año, una cifra no vista desde el año 1950.

De acuerdo con los estados financieros más recientes de la empresa venezolana, en los últimos años se han registrado pérdidas millonarias luego de que sus ingresos disminuyeran de $121.895 millones en 2014, a solo $48.002 millones en 2016.  A esto se suman las estimaciones de la firma Ecoanalítica, que calcula que los ingresos se redujeron a $28.000 millones en 2017.

Producción en picada

La producción de crudo en Venezuela está en sus niveles más bajos desde hace tres décadas, con excepción a la caída de extracciones durante varios meses en 2002 y 2003. Durante este período, una huelga en PDVSA hundió el bombeo por debajo de los 100.000 barriles diarios.

PDVSA es proveedora de al menos 90% de las divisas que ingresan al país. Su declive no ha sido perjudicial solo para la industria de hidrocarburos, sino también para el Estado venezolano que atraviesa una grave crisis financiera. Esto lo llevó a reducir las importaciones de alimentos y medicinas y a presentar retrasos en el pago de la deuda externa.

Las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense también han socavado a la empresa petrolera. Esta acción ejecutada por la Administración de Donald Trump prohibió a las empresas estadounidenses negociar con deuda nueva emitida por el Estado venezolano y PDVSA.

Esta situación ha generado alertas en el mercado internacional, donde distintas agencias advierten sobre el riesgo de un posible default del Gobierno venezolano. Lo que ha llevado a los inversionistas a abstenerse de dar créditos al país debido a la posibilidad de no recuperar su dinero.

No obstante, el presidente Nicolás Maduro dijo, recientemente, que el petróleo mantiene un precio “estable” y aseguró que el país está encaminado hacia la prosperidad.

A través de su cuenta de Twitter, el jefe de Estado manifestó:

“El arte de la política revolucionaria es mantener el equilibrio en cualquier circunstancia y saber avanzar. El precio del petróleo está estable (…) vamos rumbo a la prosperidad”.

Asimismo, el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, aseguró a mediados de enero que PDVSA producía 1,9 millones de bd y que planea cerrar 2018 cercano a la cifra de 2,5 millones bd, después de llegar en 2017 al “mínimo histórico” de 1,5 millones bd.

Condividi: