Más de 60 militares han sido detenidos por supuestas conspiraciones

Botas militares
De acuerdo a “Organización Justicia Venezolana”, 152 militares se encontrarían detenidos acusados de delitos políticos. Los militares habrían sido víctimas de detenciones arbitrarias 

CARACAS – En los últimos 4 años, más de 60 militares activos y retirados han sido privados de libertad al ser acusados por el Gobierno de estar involucrados en conspiraciones en su contra. Según los defensores de los detenidos, la lista está encabezada por el ex ministro de la Defensa, Raúl Isaías Baduel, imputado en enero de 2017 a raíz de investigaciones desarrolladas por el Comando Antigolpe.

Recientemente, a esta lista se sumaron 9 militares del ejército. Entre ellos el mayor general Miguel Rodríguez Torres, ex ministro de Interior, y el teniente coronel Carrasquel Vargas, comandante de la Unidad de Fuerzas Especiales del Ejército. Torres fue trasladado a la Dgcim el pasado martes.

La gobernadora del estado Lara, almirante retirado Carmen Teresa Meléndez, aseveró:

“Nosotros estamos preparados para cualquier intento desestabilizador y por eso le caemos primero a los conspiradores, como el caso del general Rodríguez Torres, quien andaba en esa jugada y hoy está detenido”.

¿Persecución de disidentes?

Gonzalo García Ordóñez, general retirado y ex jefe del Comando Unificado de la Fuerza Armada, señaló que “el Gobierno evidencia que su estrategia es llegar a las elecciones del 20 de mayo con muy bajo costo político”.

Desde su punto de vista, la expulsión y degradación de varios militares, entre ellos 7 altos oficiales como el general Baduel y el general Ramón Lozada Saavedra, ha dejado en evidencia que el mensaje es contener cualquier descontento en los cuarteles. De igual manera, pronosticó que se incrementará la persecución a civiles y militares.

“Sacan a un general y meten a otro. El gobierno cobra la disidencia a sus acólitos. Estas detenciones buscan disuadir frente a la posible estampida de parte de la clase gobernante por la persecución a la corrupción y la violación de derechos humanos”, sentenció.

Apoyo en instancias internacionales

El Movimiento Amplio Desafío de Todos manifestó su rechazo a la detención de su fundador, Miguel Rodríguez Torres.

Indira Urbaneja, coordinadora del movimiento y miembro del Frente Amplio, a través de un documento se pronunció en contra de la detención del mayor general. Además, indicó que acudirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos (ACNUDH) para denunciar el caso:

“Somos chavistas con moral. Hacemos responsables al presidente Nicolás Maduro, al vicepresidente Tareck el Aissami y a los cuerpos de inteligencia por la integridad de nuestro compañero, y rechazamos el intento de convertirlo en un falso positivo”, expresó.

Asimismo, Jorge Rodríguez, padre de Miguel Rodríguez Torres, aseguró que el Gobierno no conseguirá pruebas que incriminen a su hijo por delitos de traición a la patria o por fracturar la unidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Acusaciones

El abogado Alonso Medina Roa dijo que Rodríguez Torres fue mencionado en el expediente que maneja el Tribunal Tercero de Control Militar, a cargo del capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Mickel Amézquita Pion.

Medina Roa, defensor del comandante del Batallón Ayala y de otros oficiales, añadió que durante la presentación de los 9 militares se mencionó que el ex ministro habría participado en reuniones con los supuestos conspiradores, acusados de instigación a la rebelión contra el decoro militar.

Según la acusación, estos encuentros se habrían dado dentro de la operación que, según el informe de contrainteligencia, se llamaba “Movimiento de Transición de la Dignidad del Pueblo”.

Maltrato en la Dgcim

El general Ramón Lozada Saavedra se encuentra detenido en la Dgcim desde enero de 2017. Actualmente, es investigado por rebelión y presenta un cuadro severo de desnutrición, según informó su abogada, Yasnaia Villalobos.

La defensa ha solicitado cuatro veces el otorgamiento de medidas cautelares para el oficial por razones humanitarias. Villalobos aseguró que el militar ingiere un promedio de 200 calorías diarias.

“Hace 7 meses, cuando pesaba 52 kilogramos, el general Lozada Saavedra fue diagnosticado por la junta médica del Hospital Vicente Salias de desnutrición aguda, hipertensión arterial,  diabetes mellitus tipo 2 y trastorno mixto de ansiedad y depresión.  Pedimos la hospitalización para restablecimiento de su salud ante el Tribunal Militar Primero de Control y ante el presidente de la Corte Marcial. Pesa 43,800 kilos”, señaló.

La abogada también indicó que luego de la degradación de Lozada Saavedra, pese a que la defensa asume que la medida implicaría bajarlo al grado inmediato inferior, en la Dgicm persiste el maltrato y ni siquiera es reconocido como militar.