Escaparon 20 presos en Maracay

20 presos se fugaron de una comisaría en Girardot, centro de Maracay, a un día del incendio que acabó con la vida de 66 reclusos y dos visitantes en Carabobo
20 presos se fugaron de una comisaría en Girardot, centro de Maracay, a un día del incendio que acabó con la vida de 66 reclusos y dos visitantes en Carabobo

CARACAS – Veinte presos se fugaron de una estación de policía ubicada en Maracay, estado Aragua, un día después de que 68 personas murieran en un incendio en calabozos de la localidad de Valencia, estado Carabobo.

De acuerdo con declaraciones propiciadas por el jefe del recinto, Donan Conde, a Unión Radio, la fuga se registró en una comisaría donde son recluidos los presos que esperan audiencia para determinar si son enviados a un centro carcelario.

Conde detalló que, en principio, escaparon 21 presos, pero uno de los fugados fue recapturado horas después en las cercanías del lugar. “La comunidad lo vio y se entregó”, indicó y, además, negó que en los cuatro calabozos de la estación hubiera hacinamiento.

El periodista especializado en criminalística Javier Mayorca  publicó a través de su cuenta en Twitter:

“Reportan la fuga de 21 detenidos en retén de Girardot, centro de Maracay. Se llevaron 2 armas”.

La información fue confirmada por el director de la estación de policías, quien aclaró que huyeron con tres armas de fuego y una moto perteneciente al centro.

De igual manera, el periodista Eleazar Urbaez precisó que entre las armas que se llevaron los reclusos se encuentran una pistola 9mm, una escopeta calibre 12mm, además de una moto DR -650.

El hecho ocurrió luego de que el miércoles un intento de fuga desatara un incendio que mató a 68 presos y dos visitantes en los calabozos de la policía del estado Carabobo, en Valencia. Datos confirmados por la Fiscalía y la ONG Una Ventana a la Libertad, que defiende los derechos de los internos.

El incendio de los calabozos de Carabobo fue calificado como una de las peores tragedias carcelarias ocurridas en Venezuela.

A pesar de que el jefe del recinto negó que existiera hacinamiento, la ONG Una Ventana a la Libertad denunció que la sobrepoblación obliga a las autoridades a recluir infractores en celdas policiales, donde se registra un hacinamiento de 400 % y graves problemas de salubridad.

Los familiares de los presos desconocen la situación actual y se encuentran a la espera de información oficial de las autoridades.