Un emisario llamado Pete Sessions

Una breve visita de Pete Sessions, en apenas dos días -dijo Associated Press- apretó una agenda muy privada. ¿Qué temas tocó con el candidato del PSUV? No está claro para nadie
Una breve visita de Pete Sessions, en apenas dos días -dijo Associated Press- apretó una agenda muy privada. ¿Qué temas tocó con el candidato del PSUV? No está claro para nadie

CARACAS – La política mundial es como un gran teatro. Uno nunca sabe quién está moviendo los hilos de las marionetas. Esta semana dos senadores estadounidenses han visitado Venezuela. Lo dicho sucede en medio de amenazas de la gestión Trump de imponer finalmente sanciones petroleras al país. Ya el demócrata Barack Obama declaró como una “amenaza” a Venezuela, previo un lote de sanciones a funcionarios oficialistas.

El año pasado, el republicano Donald Trump –quien ha recrudecido las políticas hacia la inmigración latina, especialmente en la frontera con México- impuso sanciones de corte financiero. “Estas medidas prohíben las negociaciones sobre nuevas emisiones de deuda y de bonos por parte del gobierno de Venezuela y de la petrolera estatal Pdvsa”, dijo BBC en su momento.

Dos parlamentarios

Pete Sessions es el actual presidente del Comité de Reglas de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y fue Presidente del Congreso Nacional Republicano. Entró por Maiquetía para reunirse con el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien se medirá el próximo 20 de mayo con un puñado de contendores más o menos improvisados (la MUD no ha presentado candidaturas en los lapsos de postulaciones del CNE), en unas presidenciales que el gobierno de EEUU se apresta a no reconocer, según dijo en enero un portavoz del Departamento de Estado.
Una breve visita de apenas dos días -dijo Associated Press- apretó una agenda muy privada. ¿Qué temas tocó con el candidato del PSUV? No está claro para nadie. La vocera de Sessions explicó: la visita está asociada al trabajo que el congresista norteamericano ha llevado a efecto durante 2017, como mediador en los problemas de Venezuela.

Se tuvo noticia también de la visita del senador estadounidense Dick Durbin. Su idea es reunirse con el Gobierno y la nomenclatura opositora, despachó su portavoz al portal de Bloomberg. No se sabe si se trata de mensajeros o emisarios, lobby puro y duro, que signifiquen un ultimátum antes de proceder a apretar la tenaza de un embargo petrolero, o, lo que sería peor, el allanamiento de camino previo a una intervención militar, cosa que también ha sido asomada –si bien de modo muy discreto- por el Departamento de Estado. La política mundial es como un gran teatro.