Diosdado Cabello contra la ONU: ¿Quién miente acá?

Diosdado Cabello dijo hoy que la ONU no viene a hacer observación en las presidenciales del 20 de mayo, porque el ente ya verificó que el sistema electoral venezolano carece de fallas
Diosdado Cabello dijo hoy que la ONU no viene a hacer observación en las presidenciales del 20 de mayo, porque el ente ya verificó que el sistema electoral venezolano carece de fallas

CARACAS – El sistema electoral venezolano ha sido vendido por el Gobierno en el mundo entero como el mejor habido o por haber, como la octava maravilla. No obstante, no son pocos los expertos que descreen tal cosa. El experto Juan Manuel Rafalli, por ejemplo, quien asesoró a la MUD en el fallido diálogo de República Dominicana, ha dicho que en el caso especial de las presidenciales del venidero 20 de mayo, un punto sensible es la imposibilidad de auditar el software. Esa es apenas una de tantas objeciones.

Pero es que si uno se monta en un taxi, y habla con el conductor, o hace la cola para el pan, o se toma una cerveza en un bar cualquiera de Sabana Grande, caerá en cuenta de una cosa sencilla: no es asunto de sesudos expertos solamente la desconfianza que se cierne sobre el Consejo Nacional Electoral (CNE). El venezolano de a pie ya no cree en cuentos de camino. Casi nadie piensa votar el próximo 20 de mayo, al menos del lado de los opositores.

“Las recientes denuncias de fraude, la desconfianza en la autoridad electoral y la disminuida popularidad de los candidatos opositores que quedan, una vez que las figuras principales fueron inhabilitadas, son factores que debilitan la motivación entre quienes rechazan a Maduro y que, si optan finalmente por dejar de votar, terminarán ayudándolo”, se lee en un despacho de la agencia Reuters, fechado el pasado 02 de febrero.

Cabello: como si tal cosa

No obstante, el segundo al mando del chavismo, Diosdado Cabello ha dicho hoy a medios locales que la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha verificado que nuestro país no tiene problemas con su sistema electoral, por lo cual declinó actuar como observador.

“ONU decidió no venir a Venezuela no por no participar, sino porque ellos van a países donde hay problemas con los sistemas electorales y Venezuela no presenta ningún problema, esa es la verdad verdadera”, se decantó por tomar un atajo el también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El portal especializado en poder y dinero, Poderopedia, se refiere en estos términos a Cabello:

“Se le considera el número dos del chavismo. Participó como teniente del Ejército en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992. En diciembre de 2013, el presidente Nicolás Maduro lo ascendió a la jerarquía de capitán del Ejército. Desde el 28 de marzo de 2014 es objeto de denuncias internacionales. En esa ocasión Thor Halvorssen Mendoza, venezolano y presidente de la organización Human Rights Foundation (HRF), señaló que Cabello recibió $50 millones de soborno de parte de la empresa Derwick”.

“Dijeron que Venezuela no tiene ningún problema con el sistema electoral”, ha entornado los ojos -como si tal cosa- el ex parlamentario de la bancada oficialista. Una nota del rotativo El Nacional precisa que “la participación de la ONU como observador en el proceso electoral del 20 de mayo era una de las principales peticiones de los candidatos que se medirán con Maduro, y que fue formalizada ante el organismo internacional”.

El diario fundado por el célebre escritor Miguel Otero Silva (Casas Muertas / La Piedra que era Cristo) añade que “la observación internacional es uno de los puntos del acuerdo suscrito por los candidatos presidenciales ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), y un debate frecuente en cada proceso de votaciones, a menudo cuestionados por los opositores al Gobierno”.

Henri Falcón (AP) es el principal contendor de Maduro, y ha condicionado su participación a que las condiciones estén dadas. No retirará su candidatura, sin embargo, aunque la ONU decline su participación. Cabello disparó a quemarropa: ojalá Falcón se quede hasta el final, porque va a perder, pero emergería una verdadera oposición. Es jugada de hace rato. Es guerra avisada. Periódico de ayer.

“En enero de 2015, el periódico ABC de España publicó una información que supuestamente es el resultado de una filtración del capitán de corbeta Leamsy Salazar, ex jefe de Seguridad de Chávez; y miembro del equipo de guardaespaldas del presidente de la AN. El oficial, según el medio de comunicación, acusó a Cabello de ser el líder del llamado Cartel de los Soles”, agrega Poderopedia.

Cabello tildó a Henri Falcón de contrarrevolucionario, y dijo que encarna de modo cartesiano la traición a la revolución bolivariana. Dando, pues, por ganador al presidente Maduro –quien va por la reelección-, quiso redondear: “¿Va la derecha internacional a reconocerlo?, en verdad no nos importa, nosotros estamos dispuestos a ser libres”.

Alguien está desorientado

Pero el pasado 07 de marzo, o sea, hace poco más de un mes, Zeid Ra’ad Al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, indicó que la situación política y social que vivimos en Tierra de Gracia no reúne “las mínimas condiciones” para celebrar las presidenciales.

El alto vocero presentó su informe anual sobre la situación de los DDHH en el orbe ante el Consejo encargado del tema en de la ONU: allí dedicó un apartado a denunciar la crítica situación política, social y humanitaria en Venezuela.

Zeid Ra'ad Al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los DDHH, indicó hace un mes que no hay “las mínimas condiciones” para celebrar las presidenciales
Zeid Ra’ad Al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los DDHH, indicó hace un mes que no hay “las mínimas condiciones” para celebrar las presidenciales

Zeid Ra’ad Al Hussein trajo a colación las inhabilitaciones a PJ y VP, al tiempo que recordó que la “coalición opositora oficial” fue invalidada por el TSJ.

“La libertad de expresión, opinión, asociación y asamblea pacífica están siendo reprimidas y severamente restringidas. Mi oficina ha recibido informes creíbles de cientos de asesinatos extrajudiciales en años recientes, durante las protestas y en las operaciones de seguridad”, denunció.

“Estoy seriamente preocupado porque en este contexto no se cumplen de ninguna manera las mínimas condiciones para unas elecciones libres y creíbles”, dijo claro y raspado el portavoz de la ONU. ¿A quién debe uno creerle? Zeid fustigó de este tenor:

“El principio de separación de poderes está severamente comprometido, dado que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) continúa concentrando poderes sin restricciones”.

Luego, alguien debe estar desorientado acá, o, por qué no, mintiendo.

Aseveró estar “profundamente alarmado por la posibilidad que se hayan cometido crímenes contra la humanidad, y por la erosión de las instituciones democráticas”. Eso en torno a los sucesos de calle de 2017 que dejaron un saldo de más de 150 muertos, según contabilizó el equipo de investigaciones del portal Runrun.es.

Pero Zaid quiso hace un mes aludir también a la crisis humanitaria (falta de alimentos y medicamentos): manifestó estar “profundamente alarmado”, a la vez que puso de manifiesto su consternación por la forma en que la gestión Maduro reparte su asistencia. A esta hora, 4 reporteros de investigación de portal Armando.info, permanecen en el exilio, luego de haber publicado un informe sobre las cajas CLAP, y haber sido amenazados por los implicados.

“La malnutrición se ha incrementado dramáticamente a través del país y afecta en particular a niños y a ancianos. Informes creíbles indican que los programas de asistencia gubernamental están a menudo condicionados por consideraciones políticas”, expresó el funcionario de la ONU. El creciente éxodo de venezolanos también estuvo en sus declaraciones: “muchos buscan comida y acceso a los servicios básicos”. No pareciera muy factible que un ente como la ONU gire sus posiciones de un mes a otro de modo tan radical. ¿Quién está mintiendo acá?

Alejandro Ramírez Morón