OEA: el tema principal de la región es Venezuela

El representante de la OEA sostuvo que su país seguirá tomando medidas para recuperar la democracia en Venezuela
El representante de la OEA sostuvo que su país seguirá tomando medidas para recuperar la democracia en Venezuela

CARACAS – El nuevo embajador de los Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, hizo referencia a la situación actual de los refugiados venezolanos e indicó que su país se encuentra evaluando la posibilidad de ofrecer más ayuda a los ciudadanos que abandonan el país a causa de la crisis.

“Los inmigrantes venezolanos están pasando una situación difícil, buscan medicinas, alimentos, educación, buscan casa. Es una crisis humanitaria que está afectando a toda la región”, expresó.

Además, aseguró que este tema es una de las prioridades en la Cumbre de las Américas y señaló que las soluciones que se están buscando van orientadas al exterior.

Trujillo agregó que EEUU está considerando aportar 12 millones de dólares más para ayudar a los refugiados, pero el foco es que “Venezuela regrese a ser la potencia que un día fue”.

De igual manera, el embajador de la OEA señaló que a pesar de que la situación del país ha impactado a las demás naciones de la región, los más afectados son los venezolanos que decidieron emigrar.

OEA fuera de la lista de “invitados”

En declaraciones para la Voz de América, el diplomático criticó que no se permita la supervisión de la OEA o de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en las elecciones previstas para el 20 de mayo. Asimismo, consideró este hecho como “un ataque a la democracia”.

“Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que Venezuela tenga unas elecciones libres, justas y que lo tenga lo más antes posible”, destacó.

Trujillo mostró su respaldo a una resolución por la ola migratoria de venezolanos e indicó que EEUU está dispuesto a trabajar con todos los países miembros.

El embajador Trujillo hizo sus declaraciones en Lima, Perú, durante su asistencia para la VIII Cumbre de las Américas que tendrá lugar los días 13 y 14 de abril.

OEA y Maduro

Últimamente, la relación entre la OEA y el Gobierno de Maduro se ha visto marcada por una serie de críticas y continuos llamados del organismo al Estado venezolano para que cambie sus políticas.

Tras el adelanto de las elecciones presidenciales, convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la OEA se ha unido a los diversos grupos y naciones del mundo que piden al Gobierno cancelar el proceso.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó en una reunión extraordinaria una resolución en la que llamó a Venezuela a reconsiderar la convocatoria y a presentar un nuevo calendario electoral.

La resolución indica que ese nuevo calendario debe permitir “la realización de elecciones con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble”.

Sin embargo, el Estado repudió la decisión y la misma no logró los objetivos que tenía planteados.

Otra de las rupturas entre Maduro y la OEA, ocurrió cuando el jefe de la organización, Luis Almagro, pidió una “sesión urgente” del Consejo Permanente para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática.

Ante esto, el líder del chavismo llamó a una “rebelión nacional” y le dijo a Almagro que se metiera su carta por “donde le quepa”.

Con el trascurso de los días, el rechazo internacional a Maduro sigue en ascenso. No obstante, el Gobierno insiste en que Venezuela es un país soberano que no se dejará aminorar por presiones y que seguirán en la lucha para mantener “la revolución”.