Gobernadora brasilera pide cierre de la frontera con Venezuela

La Gobernadora del Estado Roraima en Brasil, Suely Campos, solicitó al Supremo Tribunal Federal el cierre temporal de la frontera con Venezuela
La Gobernadora del Estado Roraima en Brasil, Suely Campos, solicitó al Supremo Tribunal Federal el cierre temporal de la frontera con Venezuela

CARACAS – La gobernadora del estado Roraima en Brasil, Suely Campos, solicitó el cierre temporal de la frontera con Venezuela mediante una acción ante el Supremo Tribunal Federal (STF).

El motivo por el que cual la gobernadora Campos realizó dicha acción se debe a la presunta “omisión del gobierno federal en cumplir su papel constitucional de control de la frontera, sobrecargando el Estado de Roraima”.

La también representante del Partido Progresista (PP), pidió el cierre provisional “hasta que se practiquen medidas concretas”. Además,  exigió recursos adicionales para suplir los costos realizados especialmente en salud y educación.

El comunicado expresa que Campos había intentado tratar el tema en varias ocasiones con las autoridades federales. El Estado de Brasil decretó emergencia social desde 2017 pero fue hasta febrero del presente año cuando se publicó en el diario oficial la Medida Provisional.

-Nada de efectivo fue implementado hasta el momento, incluso después de la Medida Provisional, a no ser la transferencia de sólo 266 venezolanos para los estados de Sao Paulo y Mato Grosso, lo que representa un factor ínfimo, considerando los más de 50.000, muchos de los cuales deambulan por las plazas de la capital Boa Vista- afirmó la gobernadora.

Se aseguró que la entrada masiva de venezolanos por la ciudad de Pacaraima inició en 2015 y sigue ocurriendo “de forma desordenada”.  Al menos 50.000 venezolanos llegaron por vía terrestre al estado fronterizo de Roraima,  esto supera el 10% de la población del Estado.

“Gran parte de estos inmigrantes se establecen en plazas e inmuebles abandonados de la ciudad de Boa Vista, pasando a vivir en la condición de habitantes de la calle. Con eso, Roraima sufre con aumento de la criminalidad, reincidencia de enfermedades ya erradicadas en el país (como el sarampión), además del aumento incontrolable en los costos para asistencia en salud y educación”, reza el comunicado.

Estos impactos fueron asumidos por el Estado de Roraima sin ningún apoyo financiero del gobierno federal, según expresa el comunicado.

-Además de estar perjudicado financieramente, Roraima está de manos atadas porque no puede controlar la frontera ni implantar barrera sanitaria, pues son competencias del gobierno federal- aseguró Campos.

Jungmann: No podemos cerrar la frontera

El ministro Raúl Jungmann, señaló que no se puede establecer el cierre de las fronteras debido a que es una “tradición diplomática y humanitaria”.

-No veo motivos para tomar una medida tan radical- afirmó Jungmann, quien aclaró que el cierre de fronteras es una atribución que le compete al presidente de la República, Michel Temer, y no al Tribunal Supremo.

El titular de la cartera de Seguridad Pública expresó que Brasil continuará con una “actitud humanitaria” ante la crisis económica, social y política que vive el país.

-La cuestión de los venezolanos es nacional. Se da en Roraima, pero es una cuestión nacional- opinó Jungmann.

Sin embargo, el ministro informó que el Gobierno federal ya desplazó “una fuerza especial coordinada por el Ejército” hasta Roraima. Se construirán refugios para acoger a los inmigrantes venezolanos.

Se asegura que los venezolanos llegan en peores condiciones a Brasil debido al impacto inflacionario que vive el país. Pocas localidades fronterizas los reciben y el idioma es una dificultad.

Adrián Soares